Entradas

Mostrando entradas de marzo 10, 2013

....Gente extraña : وائل جسار غريبة الناس

Cuantas veces la gente nos juzga sin conocernos en realidad, o nos etiqueta sin saber qué clase de persona somos.
Mcm

Beber un té en el desierto

Imagen
Ayunando uno tiene hambre, tiene sed... ayunando, ¿espera uno el té?

El ayuno nos hace más transparentes, nuestra sombra desaperece, se llena nuestro corazón.

Viajé de Arabia a Irak en el Ramadán, ayunando... con el desértico paisaje espeluznante, el silencio, la eternidad del ardiente clima. El horizonte como una manta áspera da la impresión de rocas quemadas, como si fueran residuos de lava volcánica.

Pensaba en la hiyra, ese viaje infinito del mensajero, aquél que nos guía sin que paguemos precio alguno. A nosotros nos parece tán difícil el viaje, a pesar de tener las comodidades de hoy y pensaba en cómo él manifestaba su miedo y su súplica.

Cuando llegamos a la frontera, faltaba poco para la hora del iftar (rompe-ayuno), quizás una media hora. Nuestra intención era pasar la frontera tan pronto como fuera posible y llegar a un asentamiento en Irak. En caso contrario, nos enfrentaríamos a la difícil situación de romper el ayuno en medio del desierto.

Los funcionarios sau…

Cuentos sobre la mirada

Imagen
Abdelkarim, al que también llamaban Manuel, cerró los ojos y se sintió en un pequeño buque de madera. La calma era tal que apenas se balanceaba. Si no fuera por el ligero sonido del roce de sus babuchas de piel, que le recordaban al crujido de la madera, el silencio sería absoluto. Su alfombra-barco navegaba inmóvil a ritmo de dhikr. Un dhikr callado, envolvente y marino.

El asr de aquel día transcurría con ese inesperado fluir naval, cuya brisa era también aroma de leña que empezaba a arder para afrontar una noche de otoño cada vez más invernal. Se acercaba un nuevo año cuando hacía sólo unas semanas que había empezado otro… Enero y Muharram, como Abdelkarim y Manuel, convivían en el día a día. Mes a mes, greogoriano y lunar.

Su alfombra donde solía hacer el salat también tenía otro nombre, zarbiya. Y sus funciones eran múltiples: allí donde se postraba y recostaba varias veces al día, también era cama en inalcanzables noches de vigilia; mapa para encontrarse a uno mismo;…

El maestro y el loro.Enseñananza sobre la virtud de la sinceridad del corazón

Imagen
Había un maestro que enseñaba a sus discípulos el credo, que en árabe se conoce como "la aqida".

Les educaba en la unicidad de Dios y les explicaba el verdadero significado de esta afirmación.

Un día un discípulo regaló a su maestro un loro. Al maestro le gustaba tener pájaros y gatos. Con el tiempo el maestro empezó a querer al loro. Lo traía a las clases e incluso le enseñó la pronunciación de la frase: "No hay deidad sino El Dios". El loro la pronunciaba día y noche...

Un día los alumnos encontraron a su maestro llorando a mares. Cuando le preguntaron que le pasaba, éste les contestó: -Un gato mató al loro.

-¡Por eso lloras! Le dijeron. Si así lo deseas, te traemos otro y que sea mejor que el primero.

El maestro dijo: No lloro por eso. Estoy llorando porque cuando el gato atacó al loro, el loro gritaba y gritaba hasta que murió, a pesar de que desde que le enseñé a pronunciar “la ilaha illa Allah” (No hay deidad sino El Dios), no ha dejado de pronunci…

Bailando bajo la lluvia.Cuento sobre la actitud resiliente

Imagen
Una mujer muy sabia desperto una mañana, se miró al espejo y notó que solamente tenía tres cabellos en su cabeza.

"Hmmm"- Pensó. "Creo que hoy me voy a hacer una trenza".

Así lo hizo y pasó un día maravilloso.

El siguiente día se despertó, se miró al espejo y vió que tenía solamente dos cabellos en su cabeza.

"Hmmm"- Dijo. "Creo que hoy me peinaré con la raya en medio".

Así lo hizo y pasó un día grandioso.

El siguiente día cuando despertó, se miró al espejo y notó que solamente le quedaba un cabello en su cabeza.

"Bueno"- Dijo ella, "ahora me voy a hacer una cola de caballo".

Así lo hizo y tuvo un día muy, muy divertido.

A la mañana siguiente cuando despertó, corrió al espejo y enseguida notó que no lo quedaba un solo cabello en la cabeza.

"¡Qué bien! - Exclamó. "¡Hoy no voy a tener que peinarme!".



Resiliencia. El término resiliencia se refiere a la capacidad de los sujetos para sobreponerse a períodos de…

"Búscame donde nacen los dragos",

Imagen
Más de quinientos años, los que van desde la conquista de Canarias por los castellanos hasta hoy, separan a las dos protagonistas de "Búscame donde nacen los dragos", el debut como novelista de Emma Lira, una periodista trotamundos que ha querido contar la historia de una huida.
La huida de dos mujeres distintas y distantes en el tiempo: Tiguedit, princesa guanche, leyenda o realidad, "¿quién sabe?", afirma la autora, y Marina, una periodista joven y madrileña, como ella, que huye a Tenerife con el propósito firme de iniciar una nueva vida, tras un fracaso amoroso. "Una huida de, pero también para, encontrarse a sí misma", señala Lira.
Una novela "hecha con el corazón", escrita desde el "cariño hacia esta tierra y sus gentes", y que Emma Lira ha tardado nueve meses en escribir, después de un concienzudo trabajo de documentación y de empaparse de una cultura aborigen, la guanche, sobre la que aún "existe tanto desconocimiento&qu…