Nuestro destino .... ¡¡¡


Nuestro destino se nos adjudica al nacer; se nos entrega, igual que la tablilla en que estudiamos de niños las primeras letras y sus combinaciones. Puede borrarse lo que en ella dibujamos, pero la tablilla permanece imperturbable; luego, cuando aprendemos a escribir y a leer, se nos regalará como recuerdo, y la conservaremos , enternecidos y altaneros, toda la vida. El texto de nuestro destino está desde el principio escrito; lo único que podemos hacer, si somos bastante osados, es transcribirlo con nuestra mano y nuestra letra, es decir, aportar la caligrafía que alguien nos enseñó…. Él destino es quien manda .Porque nadie sobrevive a la tarea para la que nació: todo fue enrasado y medido previamente. Cumplida la misión, el destino le lanza el jaque mate. La vida es una inapelable partida en la que todos los jugadores acaban por perder. No somos dueños de nuestras vidas; Nos debemos a nuestros destinos.

Boabdil (último rey de Granada).

Comentarios

Entradas populares de este blog

Monólogo campesino