“ EL MISTERIO DE LA TABULA”


“ Te aprecio como alma humana, como ser humano, como hombre, como amigo, como compañero de camino. Como alguien con quién me gusta estar, que me da calor, alegría y ternura. Alguien al que uno siempre le desea lo mejor, al que uno debía decir lo que ardía en su corazón. No te amo en un sentido exclusivo y que abarca todo. Eres único, único para mí, y tienes un lugar seguro dentro de mí, pero no es el lugar al que uno tal vez se refiera cuando se habla del gran amor de su vida… ¿ entiendes ?.



ANDREAS WILHELM

Comentarios

Entradas populares de este blog

Monólogo campesino