lunes, 6 de mayo de 2013

Monólogo campesino

 
 
 
 
El sol me pertenece, el aire es mío,
no me tasan el agua porque abunda
en claras fuentes y en el ancho río;
¿y no es mía la tierra que fecunda
mi labor incesante y fatigosa?

¡Me arrebatan las mieses que he segado,
y se las lleva gente perezosa
que vive sin dolor y sin cuidado!
¡Tras de quitarme el pan que se me debe,
arrancarme los hijos que me ayudan!
¡Y nos llaman soez, inmunda plebe,
y si estamos vestidos, nos desnudan!

Para vivir nos falta un elemento
detentado por leyes inhumanas:
con la tierra nos roban el sustento...
¡y respondemos con protestas vanas!

Pero la plebe ha de cansarse un día
de prorrumpir en quejas inocentes
¡Para acabar con tanta villanía
no basta con las uñas y los dientes!

Nicolás Estévanez y Murphy

maimenes

1 comentario:

  1. HOLA SAMIRA:¿COMO ESTAS?, ME ALEGRO DE VISITARTE LEER ESTA ENTRADA TAN PROFUNDA Y EMOTIVA.-
    BESOS

    ResponderEliminar