jueves, 12 de enero de 2012

El maestro es como una campana

El maestro es como una campana

Un estudiante recién llegado al monasterio buscó al maestro Nolami y le preguntó cómo debía prepararse para el ejercicio de meditación.

“No tengas miedo de preguntar” fue la respuesta.

“¿Y cómo aprendo a preguntar?”

“Un maestro es como una campana. Si le das solamente un leve toque, solo escucharás una leve vibración. Pero si la sacudes con energía, resonará bien alto y estremecerá hasta lo más profundo de tu alma. Pregunta con valor, y no te detengas hasta obtener la respuesta que buscas”.

El sentido de la fe

Tener fe

Si pones un buitre en un cajón que mida 2 metros x 2 metros y que esté completamente abierto por la parte superior, esta ave, a pesar de su habilidad para volar, será un prisionero absoluto. La razón es que el buitre siempre comienza un vuelo desde el suelo con una carrera de 3 a 4 metros .

Sin espacio para correr, como es su hábito, ni siquiera intentará volar sino que quedará prisionero de por vida en una pequeña cárcel sin techo..



El murciélago ordinario que vuela por todos lados durante la noche es una criatura sumamente hábil en el aire, pero no puede elevarse desde un lugar a nivel del suelo.

Si se lo coloca en el suelo en un lugar plano, todo lo que puede hacer es arrastrase indefenso y, sin duda dolorosamente, hasta que alcanza algún sitio ligeramente elevado del cual se pueda lanzar a si mismo hacia el aire.

Entonces, inmediatamente despega para volar.



La abeja al ser depositada en un recipiente abierto, permanecerá allí hasta que muera, a menos que sea sacada de allí.

Nunca ve la posibilidad de escapar que existe por arriba de ella, sin embargo persiste tratando de encontrar alguna forma de escape por los laterales cercanos al fondo.

Seguirá buscando una salida donde no existe ninguna, hasta que completamente se destruye a si misma.



En muchas formas, las personas somos como el buitre, el murciélago y la abeja obrera.

Lidiamos con nuestros problemas y frustraciones, sin nunca darnos cuenta que todo lo que tenemos que hacer es ver hacia arriba.



Esa es la respuesta, la ruta de escape y la solución a cualquier problema.

¡Solo mirar hacia arriba!.



La tristeza mira hacia atrás, la preocupación mira alrededor, la depresión mira hacia abajo, pero la fe... siempre mira hacia arriba.

Autor desconocido

El valor del silencio

Reflexión sobre el silencio

Al abrirse las puertas de la iglesia, el cura vio que una mujer entraba, se sentaba en un banco de la primera fila, y ponía la cabeza entre las manos. Dos horas más tarde, al pasar de nuevo por allí, la encontró en la misma posición.



Preocupado, decidió acercarse a ella:



-¿Puedo hacer algo para ayudarla?- le preguntó.



-No, gracias- respondió ella -. Yo ya estaba recibiendo toda la ayuda que me hacía falta, hasta que usted me interrumpió.



El jesuita Anthony Mello comenta: “en cierto monasterio, en lugar de haber escrito Guarden silencio, había un cartel que decía: Hablen únicamente si lo que van a decir es mejor que el silencio”.

El esfuerzo correcto


El esfuerzo y la constancia

Un hombre decidió cavar un pozo en un terreno que poseía. Eligió un lugar y profundizó hasta los cinco metros, pero no encontró agua.


Pensando que aquel no era el sitio idóneo, buscó otro lugar y se esforzó más llegando hasta los siete metros, pero tampoco esta vez halló agua. Decidió probar una tercera ocasión en distinto lugar, y cavar aún mucho más, pero cuando llegó a los diez metros, concluyó que en su terreno no había agua y que lo mejor era venderlo.

Un día fue a visitar al hombre al cual había vendido el terreno, y se encontró con un hermoso pozo.

-Amigo, mucho has tenido que cavar para encontrar agua, recuerdo que yo piqué más de veinte metros y no encontré ni rastro -dijo el recién llegado.

-Te equivocas -contestó el aludido-. La verdad es que yo sólo cavé doce metros, pero a diferencia de ti, siempre lo hice en el mismo sitio.

Cuento sabio

Vivir un tiempo nuevo

 
Hoy eliminaré de mi agenda dos días: ayer y mañana. Ayer fué para aprender y mañana será la consecuencia de lo que hoy pueda realizar.

Hoy me enfrentaré a la vida con la convicción de que este día jamás volverá.

Hoy es la última oportunidad que tengo de vivir intensamente, pues nadie me asegura que mañana volveré a amanecer.

Hoy tendré la audacia de no dejar pasar ninguna oportunidad. Mi única alternativa es la de triunfar.

Hoy invertiré mi recurso más importante: mi tiempo, en la obra más trascendental: mi vida.

Cada minuto lo realizaré apasionadamente para hacer de hoy un día diferente y único en mi vida.

Hoy desafiaré cada obstáculo que se me presenta con la fé de que venceré.

Hoy seré la resistencia al pesimismo y conquistaré al mundo con una sonrisa, con la actitud positiva de esperar siempre lo mejor.

Hoy haré de cada tarea ordinaria una expresión sublíme.

Hoy tendré los pies en la tierra comprendiendo la realidad y la mirada en las estrellas para inventar mi porvenir.

Hoy tendré tiempo de ser feliz y dejaré mi huella y mi presencia en el corazón de los demás.

Hoy, estás invitado a empezar un tiempo nuevo, en el que soñemos que es posible cuanto nos proponemos y lo realicemos con alegría y dignidad.

El árbol de los amigos.

Existen personas en nuestras vidas que nos hacen felices por la simple casualidad de haberse cruzado en nuestro camino. Algunas recorren todo el camino a nuestro lado, viendo muchas lunas pasar, mas otras apenas las vemos entre un paso y otro. A todas las llamamos amigos y hay muchas clases de ellos.
Tal vez cada hoja de un árbol caracteriza uno de nuestros amigos. El primero que nace del brote es nuestro papá y nuestra mamá, nos muestra lo que es la vida. Después vienen los amigos hermanos, con quienes dividimos nuestro espacio para que puedan florecer como nosotros.

Pasamos a conocer a toda la familia de hojas a quienes respetamos y deseamos el bien.

Mas el destino nos presenta a otros amigos, los cuales no sabíamos que irían a cruzarse en nuestro camino. A muchos de ellos los denominamos amigos del alma, de corazón. Son sinceros, son verdaderos. Saben cuando no estamos bien, saben lo que nos hace feliz.

Y a veces uno de esos amigos del alma estalla en nuestro corazón y entonces es llamado un amigo enamorado. Ese da brillo a nuestros ojos, música a nuestros labios, saltos a nuestros pies, cosquillitas a nuestro estómago, etc.

También existen aquellos amigos por un tiempo, tal vez unas vacaciones o unos días o unas horas. Ellos acostumbran a colocar muchas sonrisas en nuestro rostro, durante el tiempo que estamos cerca.

Hablando de cerca, no podemos olvidar a los amigos distantes, aquellos que están en la punta de las ramas y que cuando el viento sopla siempre aparecen entre hoja y otra.

El tiempo pasa, el verano se va, el otoño se aproxima y perdemos algunas de nuestras hojas, algunas nacen en otro verano y otras permanecen por muchas estaciones.

Pero lo que nos deja más felices es darnos cuenta que aquellas que cayeron continúan cerca, alimentando nuestra raíz con alegría. Son recuerdos de momentos maravillosos de cuando se cruzaron en nuestro camino.

Te deseo, hoja de mi árbol, paz, amor, salud, suerte y prosperidad. Hoy y siempre... simplemente porque cada persona que pasa en nuestra vida es única. Siempre deja un poco de sí y se lleva un poco de nosotros. Habrá los que se llevaron mucho, pero no habrá de los que no nos dejaran nada.

Esta es la mayor responsabilidad de nuestra vida y la prueba evidente de que dos almas no se encuentran por causalidad.

Jorge Luis Borges

Leyenda arabe sobre la amistad

Dice una leyenda árabe que dos amigos viajaban por el desierto y en un determinado punto del viaje discutieron, y uno le dio una bofetada al otro.
El otro, ofendido, sin nada que decir, escribió en la arena: HOY, MI MEJOR AMIGO ME PEGÓ UNA BOFETADA EN EL ROSTRO.

Siguieron adelante y llegaron a un oasis donde resolvieron bañarse. El que había sido abofeteado y lastimado comenzó a ahogarse, siendo salvado por el amigo. Al recuperarse tomó un estilete y escribió en una piedra: HOY, MI MEJOR AMIGO ME SALVO LA VIDA.

Intrigado, el amigo preguntó: ¿Por qué después que te lastimé, escribiste en la arena y ahora escribes en una piedra? Sonriendo, el otro amigo respondió: "Cuando un gran amigo nos ofende, deberemos escribir en la arena donde el viento del olvido y el perdón se encargarán de borrarlo y apagarlo; por otro lado cuando nos pase algo grandioso, deberemos grabarlo en la piedra de la memoria del corazón donde viento ninguno en todo el mundo podrá borrarlo".

El amor en cualquiera de sus facetas

La inteligencia sin amor, te hace perverso.

La justicia sin amor, te hace implacable.

La diplomacia sin amor, te hace hipócrita.

El éxito sin amor, te hace arrogante.

La riqueza sin amor, te hace avaro.

La docilidad sin amor, te hace servil.

La castidad sin amor, te hace orgulloso.

La pobreza sin amor, te hace orgulloso.

La belleza sin amor, te hace ridículo.

La verdad sin amor, te hace hiriente.

La autoridad sin amor, te hace tirano.

El trabajo sin amor, te hace esclavo.

La sencillez sin amor, te envilece.

La oración sin amor, te hace introvertido.

La ley sin amor, te esclaviza.

La política sin amor, te hace ególatra.

La fe sin amor, te hace fanático.

La cruz sin amor, se convierte en tortura.

La vida sin amor, no tiene sentido.


Autor desconocido.
 
 

La luz de la luciérnaga

Una luciérnaga no alumbra todo su camino pero todas las luciérnagas estrellan una noche.


Como un tácito acuerdo cuando unas luciérnagas se encienden otras se apagan.

Cuando se apaga un pensamiento se enciende otro para que no te quedes a oscuras. Un sapo se traga a la luciérnaga pero no queda iluminado.

Los pensamientos del sabio se apagan en el buche del tonto.

Los pensamientos de los hombres son como las luciérnagas: mientras vuelan en libertad iluminan toda la noche, pero si los aprisionas se apagan.

La luciérnaga que prende su luz se arriesga a ser descubierta y devorada por sus enemigos.

Así le sucede al hombre que se anima a decir en voz alta su propio pensamiento.
Cuando es de día las luciérnagas duermen apagadas.

El hombre sabio calla lo que piensa cuando es inútil decirlo.

Si todos los animales noctámbulos iluminaran como la luciérnaga se acabarían las noches.

Si todos los hombres iluminaran con su propia luz se acabaría la oscuridad.

Hay hombres que son como las luciérnagas:

Iluminan con su propia luz, intermitente y pequeña.

Hay hombres que son como la luna: iluminan con luz fuerte y constante pero ajena.

No desprecies la luz de la luciérnaga porque es un insecto pequeño.

Ni dejes de valorar lo que piensa el hombre porque no tiene títulos ni dinero.

Anímate a ser como la luciérnaga.

Y descubrirás que en tu vida hay un poco de luz para iluminar a los otros.


Bahira Abdulateef

IV Congreso Internacional de Feminismo Islámico
Madrid (España) - 10h - Feminismo(s) islámico(s) emergente(s) en Irak tras la ocupación americana: Bahira Abdulateef (Irak)
Escritora, traductora e intérprete iraquí, residente en Madrid. Fue profesora en el Departamento de Español de la Universidad de Bagdad. Coautora del libro Lapidación, Mujer árabe, Islam y Sociedad (2003). Ha publicado libros en árabe y numerosos artículos en publicaciones árabes. Ha traducido a este idioma libros de Rafael Alberti y Fernando Savater, entre otros. Además, ha impartido decenas de conferencias y charlas sobre el mundo árabe e islámico, en especial sobre las mujeres árabes y musulmanas.

Agüimes toma la palabra

Agüimes toma la palabra


El Festival de la palabra se asoma por Agüimes el próximo viernes 20 de enero en la apertura de la XXII edición de un evento que reivindica de nuevo "el bálsamo de la oralidad", en palabras de Antonio Morales, alcalde del municipio grancanario. Cuenta con Agüimes es un espacio para la convivencia que trasciende de la mera programación cultural para dar voz a los representantes de una tradición oral que ha sido transmitida entre generaciones.Narradores de España, África y Latinoamérica vertebran la programación de 2012 que se presenta como una "oportunidad para compartir inquietudes y esperanzas" y "festejar nuestra propia globalización", según señala la organización del evento. Los protagonistas del XXII Festival de Narración Oral son: Marcio Grió (Brasil), Hamadoun Tandina (Malí), Celina Pereira (Cabo Verde), Pepe Maestro (Andalucía), Caridad Rodríguez (Cuba), Nelson Calderón (Colombia), Magdalena Labarga (Madrid), Maisa Marbán (Madrid), Antonio González (Alicante), Ana Torrellas (Venezuela) y Narradoras de Sal, proyecto canario que comparten María Buenadicha, Yolanda Ortega y Begoña Perera. La inauguración será el viernes 20, a las 20.00 horas, en el Teatro Cruce de Arinaga, con una función colectiva.Además de las distintas representaciones los días 20, 21, 22, 27, 28 y 29 de enero, Cuenta con Agüimes ha organizado el taller La narración oral y la enseñanza de las habilidades sociales y la autoestima, a impartir los días 27 y 28 por Ana Torrellas Quintero, de La Carátula Teatro


Un minuto de tu amor - Timple y Bohemia

Enya - Anywhere Is

EGYDRUMS 4 (by Egyptahotep)