martes, 14 de junio de 2011

TE HABLO A TI


Conserva tu alma de niña,
La sonrisa clara,
La mirada cristalina,
La ternura y dulzura,
La pureza, e ingenuidad.

Vive, arriesgate,
Al amor, entregate,
Da lo mejor Ti,
Ten compasión,
Amor por los demás,
Se un faro en la oscuridad.

Vive lo que has querido,
Deja que tu corazón te guié,
Se sincera, honesta,
Autentica, y transparente,
Tus ilusiones y sueños, vívelos.

No hay nada seguro,
El tiempo es una posibilidad,
Las oportunidades son únicas, e irrepetibles,
Con lo que tienes,
Haz lo mejor que puedas,
Es tu momento,
Lanzate, sin miedo.

El universo te invita,
El mundo te reclama,
Los imposibles no existen,
Barreras, vencibles todas son.
Murallas y muros, pueden construirse,
Mas, todas desaparecen,
Ante la fuerza del corazón.    

ESCUCHA A TU CORAZÓN.



La vida es tan corta, vivámosla con alegría. Luchemos por lo que creemos, abramos nuestro corazón a todas las sensaciones y experiencias nuevas. Todas son enriquecedoras. Alejemos el temor. Arriesguémonos a sentir a vivir, a perder a ganar.
El amor es un acto de valentía. Por amor vale la pena vivir.
Ante los fracasos, intentémoslo nuevamente. Siempre hay esperanza. Nunca es tarde para recomenzar, para dejar que afloren los más hermosos sentimientos en nuestro corazón.
El amor es....
El bálsamo mágico que sana nuestras heridas, todo lo puede....
No acepta límites ni condiciones.....
Es vida....
Se reinventa a sí mismo. Es transformador....
Es poderoso... Es invencible.
Traspasa todas las barreras de tiempo, espacio, eternidad. ¡Es inmortal!
Es la mejor expresión del ser humano.
Somos un espejo en el que nos reflejamos. Estamos en un proceso de crecimiento y aprendizaje.
Potenciar nuestras fortalezas, pulir nuestras debilidades, es el camino a seguir. Ser indulgente y amoroso, tratar al otro como quiero ser tratado.
Lo imprescindible es seguir a nuestro corazón, dejar que el nos guíe, y actuar en consecuencia, escuchando a tu ser interior, dejando de lado lo supérfluo, concentrándonos en lo que es realmente esencial.
Enfrentar los problemas, cerrar las heridas, encontrarnos con nosotros mismos.
Enfrentar cualquier situación por difícil que sea con coraje y valentía.
Dejar que......
NUESTRO CORAZÓN NOS GUIÉ....
PORQUE SI LO SEGUIMOS, DIFICILMENTE NOS VAMOS A EQUIVOCAR.
LUCÍA