sábado, 26 de marzo de 2011

La niña Aventura

Dedicado a las personas que sufren abusos sexuales

LIBÉRATE DE LO QUE NO ERES.

Mujer eres así, sencillamente hermosa.




Mujer, quita de tu mente el debería, estar…, hacer…, ser…; más delgada, tener más pecho, etc, etc... Uff!! Qué cansancio para la mente, cuántos estereotipos vacíos.



¡Libérate de todo eso!



Aparta lo que no eres, y no eres artificial…, eres auténtica.



No eres lo que los demás quieren que seas, eres lo que eres.



Es sencillo. No tienes que forzar nada. Eres espontaneidad, eres autenticidad, y eso lo eres, no lo tienes que adoptar.



Liberarte no es ir contra nadie, liberarte es dejar que lo que tú eres se desenvuelva, se manifieste. Desde ese instante te verás bella, sencillamente hermosa, con una naturalidad fresca, con tus pequeñas arruguitas de la edad, no importa, con tus quilitos de más o de menos, tampoco importa, pero sé siempre tú, no te avergüences de lo que eres, eres un ser precioso, divino. Cuando te liberes te sentirás más liviana para vivir con total alegría y plenitud.



Cultiva la belleza que se inicia en el alma, esa es la que habla, alimenta, consuela, sana, invita, recoge, se presta, brilla.



Todo eso eres tú cuando te liberas de lo que no eres.

Luhema

viernes, 25 de marzo de 2011

La ternura de la inocencia

La risa de un niño es la mejor de las visiones.La visión de la inocencia,de la ternura, de la pureza.Mente  no maleada ni perdida,nociones puras.
Cuando veo una lágrima derramar por una carita de angel,se me parte el alma.
Cuando en las  noticias veo casos de abusos,maltratos,vejaciones...a tantos inocentes...me parece que el  mundo está del revés.
Nada justifica el dolor,la maldad a un ser tan frágil.
Cuántos inocentes son explotados laboralmente pues en su inocencia,colaboran económicamente en su hogar.
Nadie tiene derecho a robar esa infancia,a romperla a maltratarla porque niños hemos sido todos.
Siempre son los más débiles,los más indefensos quienes sufran en demasia.
Ojalá algún día la humanidad aprenda a encontrar su equilibrio y disminuya tanta impureza que para vivir no hace falta tanta oscuridad en el corazón.
Mcm

Maher Zain - Palestine Will Be Free | ماهر زين - فلسطين سوف تتحرر

miércoles, 23 de marzo de 2011

The Unending Rose


A los quinientos años de la Hégira


Persia miró desde sus alminares

la invasión de las lanzas del desierto

y Attar de Nishapur miró una rosa

y le dijo con tácita palabra

como el que piensa, no como el que reza:

Tu vaga esfera está en mi mano. El tiempo

nos encorva a los dos y nos ignora

en esta tarde de un jardín perdido.

Tu leve peso es húmedo en el aire.

La incesante pleamar de tu fragancia

sube a mi vieja cara que declina

pero te sé más lejos que aquel niño

que te entrevió en las láminas de un sueño

o aquí en este jardín, una mañana.

La blancura del sol puede ser tuya

o el oro de la luna o la bermeja

firmeza de la espada en la victoria.

Soy ciego y nada sé, pero preveo

que son más los caminos. Cada cosa

es infinitas cosas. Eres música,

firmamentos, palacios, ríos, ángeles,

rosa profunda, ilimitada, íntima,

que el Señor mostrará a mis ojos muertos.





Five hundred years in the wake of the Hegira,

Persia looked down from its minarets

on the invasion of the desert lances,

and Attar of Nishapur gazed on a rose,

addressing it in words which had no sound,

as one who thinks rather than one who prays:

‘Your fragile globe is in my hand; and time

is bending both of us, both unaware,

this afternoon, in a forgotten garden.

Your brittle shape is humid in the air.

The steady, tidal fullness of your fragrance

rises up to my old, declining face.

But I know you far longer than that child

who glimpsed you in the layers of a dream

or here, in this garden, once upon a morning.

The whiteness of the sun may well be yours

or the moon’s gold, or else the crimson stain

on the hard sword-edge in the victory.

I am blind and I know nothing, but I see

there are more ways to go; and everything

is an infinity of things. You, you are music,

rivers, firmaments, palaces and angels,

O endless rose, intimate, without limit,

which the Lord will finally show to my dead eyes.

Jorge Luis Borges

Musica de los dioses



Almas Místicas... Almas Divinas...¿Qué es El Alma si no una gracia concedida de la prolongación de lo Divino en nuestro Yo más genuino e interior?...¿Qué es de nosotros sin nuestra Alma, la más valiosa posesión?...¿Qué es del Amor sin Alma, cuando Alma y Amor uno son?...¿Qué es de La Humanidad con personas sin Amor?...¿Qué es de la persona sin Dios en Amor?...TODO ES AMOR EN LA BONDAD DEL VERDADERO ALMA... TODO ES DIOS...

Luz Interior



En tu corazón arde una llama.

Tu cuerpo es sólo la luz en torno a la llama.



Tu ser más profundo es de la naturaleza de la luz. La consciencia es luz, la consciencia es la única luz. Tu existencia es inconsciente: haces cosas sin saber por qué, deseas cosas sin saber por qué, preguntas cosas sin saber por qué, vas a la deriva en un sueño inconsciente.



Todos somos sonámbulos. El sonambulismo, el andar y vivir dormidos, es la única enfermedad espiritual. Sé más consciente.



Comienza a ser más consciente de los objetos. Mira las cosas con más atención.



Mira a una flor como si toda tu existencia dependiera de esta mirada. Préstale toda tu consciencia y, súbitamente, la flor se transfigura: es más radiante, más luminosa. Tiene algo de la gloria de lo eterno, como si lo eterno hubiera llegado a lo temporal en forma de flor.



Mira con atención la cara de tu marido, de tu esposa, de tu amigo, de tu amado, medita en ello y de pronto ves no sólo el cuerpo, sino lo que está más allá de él, lo que emerge del cuerpo. Hay como un aura de lo espiritual alrededor del cuerpo. La cara del amado ya no es más el rostro de tu amado; la cara del amado se convierte en el rostro de lo divino. Mira a tu hijo en estado de alerta total, plenamente consciente; obsérvalo mientras juega y, de pronto, el objeto de tu mirada se transfigura.



Si pasas junto a un árbol, obsérvale en una actitud de alerta. Detente un momento, mira al árbol; frótate los ojos, mira al árbol de nuevo pero más despierto.



Centra tu consciencia, mira al árbol y observaras la diferencia. De pronto, cuando estás alerta, el árbol es distinto: más verde, más vivo, más hermoso.



El árbol es el mismo eres tu quien ha cambiado.



Osho.

Belleza


La belleza interior es la única belleza posible. Todas las demás bellezas se quedan en la superficie de la piel. Uno puede engañarse por un tiempo, pero tarde o temprano esta belleza se acaba y uno se queda con la fealdad desnuda, porque la verdadera belleza nunca llegó a desarrollarse. La verdadera belleza no tiene nada que ver con el rostro, sino con la luminosidad que emana de tu interior.



No tiene nada que ver con la forma de los ojos, sino con la luz que brilla a través de ellos. No tiene nada que ver con el cuerpo, sino con la presencia interior que vibra a través de él. La verdadera belleza surge del fondo, del verdadero fondo de tu ser, e irradia desde dentro hacia el cuerpo. La falsa belleza está sólo en la superficie; no está arraigada en tu interior. No posee raíces.



Recuerda: uno debe ir en pos de la belleza autentica. Lo momentáneo es simplemente una pérdida de tiempo, es una especie de sueño. La belleza autentica es eterna, permanece: una vez que la has encontrado, la has encontrado para siempre.



Osho.

Soltar



En el mundo externo, en el mundo exterior, sólo hay una manera de salir victorioso, y esa manera es pelear, luchar y destruir al otro. Ésa es la única forma de salir victorioso en el mundo exterior. Has vivido durante millones y millones de años en el mundo exterior y no has dejado de pelear: a veces has salido vencido si no has peleado bien, a veces victorioso si has luchado bien. Y por ello se ha convertido en un programa integrado de luchar y ser fuerte. Sólo hay una manera de salir victorioso, y es peleando duro.



Cuando te trasladas al interior, lo haces llevándote el mismo programa porque sólo estás familiarizado con él. Y en el mundo interior ocurre al contrario: lucha y serás derrotado, ¡porque no hay nadie contra quién luchar! En el mundo interior la manera de vencer es soltar, la entrega es el camino de la victoria, el permitir que fluya la naturaleza interior, no el luchar. Dejar que el río fluya, y no forzar. Ésa es la manera en el mundo interior. Es justo lo contrario.



Osho.

Para Ti



A ti que llevas un dolor en tu alma, a ti a quien los trinos de los pájaros no logran hacer olvidar tu pena, a ti que sufres en silencio pensando que nadie comprende la magnitud del dolor que llevas, a ti que te sientes olvidado por los ángeles del cielo y por el Dios Omnipotente.



A ti van dirigidas estas palabras: Porque hasta aún el zumbido de las moscas en su volar silencioso, es escuchado por el oído atento de Dios de los cielos, y aunque El te ha hablado, aunque El ha dirigido hacia ti los rayos del sol para que alumbren tu interno, tú persistes en tu soledad ignorando esas muestras de amor infinito.



Aun cuando El ha hecho florecer miles de plantas a la orilla de tu camino, tú las has ignorado y has seguido de frente sintiéndote solo.



Aun cuando El ha puesto cerca de ti muchos niños con sonrisas en sus labios, tus ojos y oídos se han cerrado para todo aquello que no sea tu dolor.



Aun cuando Dios mismo te ha hablado desde muy adentro de tu ser, haciéndote recordar los momentos felices que has vivido en tiempos pasados, tu mente obstinada continúa reviviendo esos instantes de dolor que han cambiado tu vida y que ahora prefieres recordar, en lugar de pensar que el dolor ya pasó y lo que vives ahora es un mundo distinto, diferente, que sólo espera tu atención para volver a tomar color y alegría dentro de tu ser.



¿Qué tristeza o que dolor puede ser tan grande, que te haga olvidar la gran responsabilidad que tienes para con el Universo?. Hombre pequeño, reconoce que eres pequeño únicamente en tu comprensión, pero de la misma manera como una pequeña nuez rompe su dura cáscara para convertirse en un frondoso y majestuoso nogal, de la misma manera Yo espero y esperaré eternamente, a que tú rompas la dura corteza de tu inconsciencia, y puedas erguirte majestuoso, tomando plena posesión de tu Divinidad.



No importa lo que pienses, no importa lo que sientas, todo es temporal; hoy sufres, mañana reirás, y después volverás a sufrir, hasta que entiendas que esos cambios en tu conciencia, son derivados de tu escasa comprensión y al alejamiento que tienes de esa fuente interior desde donde te estoy hablando.



Recuerda siempre que no importa donde te encuentres, no importa la situación, estado de salud o de conciencia en que estés morando, Yo moro dentro de ti, en cada átomo, en cada órgano; y en cada pensamiento que tú emanas, parte de mi energía va con él, soy tú mismo pero desde muy dentro de ti; por eso, ahora, que escucho tu dolor y siento tus reclamos, te hablo y hago un llamado para que abras tu mente y percibas la luz que te estoy enviando.



Kwan Yin.

El Lenguaje del Alma


Solo espera paciente y contento a que tu Alma pronuncie sus propias palabras y en la profundidad de la noche, cuando la luna abraza a la tierra y la adormece en su regazo, allí oirás como se desliza suavemente hasta tu lengua la expresión más bella de la existencia, las más dulces y acarameladas verdades que permanecieron encerradas en las celdas de tu corazón, prisioneras desesperadas en busca del verdadero Amor, se convierten en tu más clara visión, ahora puedes ver, ahora puedes oír, ahora te has encontrado.




Al oído del Alma le susurra Dios y en ese sublime encuentro le revela sus secretos a la espera de que lleguen a ti como torrentes de agua que descienden de la montaña sagrada de tu corazón. Una voz que hace temblar los silencios en el espacio, que convierte al habla y su lengua en bailarines danzantes y expertos conocedores de los idiomas del Universo. Cuando el Alma despliega sus alas al viento, lista para surcar los mares de tu Ser, te llenas de gracia, te haces libre de las ataduras mundanas que, aunque crueles en sus métodos, te han servido al fin para fundirte con la verdad.



Cuando descifras el lenguaje del Alma te integras a la unidad y te vacías de aquello que te había llenado y te llenas de aquello que te habías vaciado y en armonía te deslizas sobre las calmas aguas que bañan tus costas sin tan solo mojarte, sin tan solo tocarla. Sublime acaricias la vida como a los pétalos de la flor cada rayo de sol, como a las hojas de la mañana cada gota de rocío. Te dispones a partir y con las velas desplegadas a la espera de los vientos que hagan flamear sus telas, zarpas al encuentro con aquel que te ha dado la vida. Navegas el inmenso mar de tus anhelos y rompes las olas de tus condicionamientos con cada soplido del viento que empuja el barco de tu corazón hacia el luminoso horizonte que se presenta delante de tus ojos en forma de sol saliente, te guían las estrellas que pintan el firmamento, arriba como abajo, al reflejarse en las aguas que delante de ti se abren para darte paso.



El lenguaje del Alma se ha posado en tus labios para que pronuncies sus palabras. Cada latido de tu corazón hará que tu rígida lengua flamee cuan bandera al viento y vestirás de gala el profundo silencio que, en forma de partitura, te esperaba ansioso para que conviertas en música cada uno de sus acordes.



Cada deseo que permaneció perdido entre la neblina de tus dudas al fin verá el sol y se convertirá en tu realidad pues lo guiarás de la mano hasta la salida, le mostrarás el camino y al fin se harán uno, tu y tus deseos, tu y tus anhelos, tu y tu camino. Serás camínate y camino, serás el día y la noche besándose en el crepúsculo, serás aquel que has venido a Ser, serás como el pájaro que vuela en libertad en busca de su destino, irás contento al encuentro de la brisa que acaricie tu colorido plumaje y agradecido volarás para al fin posarte en la mano de aquel que ha abierto las puertas de la que fuera tu jaula. El Alma te ha hablado y con sus palabras te ha cautivado, ahora eres tu mismo, ahora puedes recordar lo que el nacer te había hecho olvidar. Ahora, si ahora.



Por Alejandro D. Gatti

Tú Tienes una Misión

En algún lugar que podría ser cualquier lugar y en un tiempo que podría ser cualquier tiempo, crecía un hermoso jardín con manzanos, naranjos, perales y bellísimos rosales, todos ellos felices y satisfechos.




Todo era alegría en el jardín, excepto por un árbol profundamente triste.

El pobre tenía un problema: ¡No sabía quién era!



“Lo que te falta es concentración, le decía el manzano, si realmente lo intentas, podrás tener sabrosísimas manzanas, ¡ve qué fácil es!”



“No lo escuches”, exigía el rosal. Es más sencillo tener rosas y ¡ve qué bellas son!”



Y el árbol desesperado, intentaba todo lo que le sugerían, y como no lograba ser como los demás, se sentía cada vez más frustrado.



Un día llegó hasta él jardín el búho, la más sabia de las aves, y al ver la desesperación del árbol, exclamó: “No te preocupes, tu problema no es tan grave, es el mismo de muchísimos seres sobre la Tierra. Yo te daré la solución … No dediques tu vida a ser como los demás quieran que seas. Sé tú mismo, conócete … y para lograrlo, escucha tu voz interior”



Y dicho esto, el búho desapareció. “¿Mi voz interior? … ¿Ser yo mismo?… ¿Conocerme?…”, se preguntaba el árbol desesperado, cuando de pronto, comprendió.

Y cerrando los ojos y los oídos, abrió el corazón, y por fin pudo escuchar su voz interior diciéndole: “Tú jamás darás manzanas porque no eres un manzano, ni florecerás cada primavera porque no eres un rosal. Eres un roble, y tu destino es crecer grande y majestuoso, dar cobijo a las aves, sombra a los viajeros, belleza al paisaje … Tienes una misión: ¡Cúmplela!”



Entonces el árbol se sintió fuerte y seguro de sí mismo y se dispuso a ser todo aquello para lo cual estaba destinado.



Así, pronto llenó su espacio y fue admirado y respetado por todos. Y sólo entonces el jardín fue completamente feliz.



Yo me pregunto al ver a mi alrededor…

¿Cuántos serán robles que no se permiten a sí mismos crecer?



Autor desconocido.

En tu corazón

En tu corazón, sabes perfectamente qué está bien y qué está mal. Sabes qué es lo que, en última instancia, te ayudará a progresar y qué te hará quedarte estancado donde estás. Aunque puedas ser muy bueno racionalizando en contra de una determinada verdad, ésta finalmente se hace evidente. Aunque algunos puedan ser muy hábiles intentando desorientarte, tú sabes muy bien qué es lo mejor para tu vida. Marcha de la mano con tu corazón. Escucha tu voz interior, esa que tiene el mayor de los sentidos y que, mirando retrospectivamente, casi siempre tiene razón. En un mundo en que el engaño es, demasiado a menudo, tan sólo una estrategia más, desarrolla la costumbre de descubrir la verdad con tu corazón y no tan sólo con tus ojos.


No importa quiénes quieran sacar partido de ello, el hecho es que quien ha conseguido llegar hasta donde ahora te encuentras eres tú. Y eres tú la persona mejor preparada para llevarte a ti mismo en la mejor dirección hacia el futuro. El valor de tu experiencia de vida no está sólo en tu mente. Está enclavada en tu corazón. Observa el mundo con todo lo bueno que tienes contigo, y podrás verlo con centelleante claridad.