viernes, 25 de febrero de 2011

el tiempo Donde solo existas tu


Partiré con la luz de la marea, ten fe


Que donde estés

Con el viento como guía llegare



Lo se,

He bebido de las aguas de ayer

Donde tu reflejo engaña, llévame

Donde solo existas tú

Tal vez

Me he dormido entre las hadas del bien

Olvidando tu mirada, llévame

Donde solo existas tú.



Llegare bajo un mantón de inconsciencia

Lo se

Me perderé

Y a la luz de otra marea volveré.



Lo se,

He bebido de las aguas de ayer

Donde tu reflejo engaña, llévame

Donde solo existas tú

Tal vez

Me he dormido entre las hadas del bien

Olvidando tu mirada, llévame

Donde solo existas tú.



Volver

Donde nazcan primaveras de azahar

Donde con la risa rota pueda estar

Donde solo existas tú.

www.allahway.com - Des enfants ne parlent pas l'arabe, et pourtant mémor...

Ali Enfant Espoir pour Tout le Monde تعلم الارادة ولد بلا ذراعين


La vida puede ser tan dura,tan cruel con los más indefensos pero a la vez ,ella misma los fortalece de su debilidad para hacernos ver al resto de los humanos que en la vida todo se puede vencer con amor,voluntad y entereza por disfrutar de la vida misma.La vida en el fondo es bella.

domingo, 20 de febrero de 2011

HIJOS DE ANUBIS...yo,su hija.

Del 16 de diciembre al 15 de enero



Planeta: Saturno

Símbolo: Anubis, el Chacal

Palabra de poder: Yo uso

Simbología:

Es el Dios de la Muerte, titulado ‘Soberano de la Tierra Sagrada’. Simboliza devoción y dedicación.



Características:

1. Es valiente y pacífico, nunca pelea, salvo que se sienta atacado y necesite defenderse.

2. Son metódicos, confiables y pacientes.

3. En la intimidad es fiel, lento y necesita tiempo para revelar sus sentimientos. Necesitará admirar a su pareja para amarla.

4. Pase lo que pase, suelen ser fuertes y luchadores, por lo que conseguirán ganar muchas batallas, con esfuerzo y persistencia..



Planeta regente:

Es Saturno, que lo dotará de sabiduría, madurez y paciencia.



Objetivo de vida:

Nacido para imponer orden, paciencia, organización, respeto, tradiciones y además para trabajar con dedicación. Su misión es dirigir a personas más débiles y transmitir seguridad y confianza a quienes lo necesitan.



Cualidades:

Poseerá un sentido práctico y realista de la vida que le permitirá solucionar problemas. Su estilo es serio por lo que proyecta confianza y respeto en las personas. Posee gran capacidad para organizar y dirigir.



Defectos:

Es testarudo y alberga fuertes prejuicios. Aunque es introvertido, la energía que posee lo convierte en un excelente orador. En asuntos del corazón, puede ser muy ingenuo y poco romántico.



Misión para evolucionar:

Su espíritu necesita relajarse, ser flexible y disfrutar más de la vida. Deberá ser menos pesimista y demostrar afectos. Tendrá que superar el pesimismo y la rigidez de sus pensamientos, el rencor y la exagerada preocupación por lo material

Luhema

Cartas sin retorno.

Carta a la mujer africana en su esencia.


Hoy necesito verte de nuevo, necesito encontrarme con tigo, volver a los orígenes para encontrar la originalidad, preciso contemplarte en tu calmada tranquilidad, volver la vista atrás para saber quien eres, recordar tu memoria silenciosa y discreta, presente y ausente a la vez, sé que tu fuerza es capaz de transportarme al interior de mis momentos de anhelo, para alcanzar aquello que tú tan preciadamente sabes guardar como el tesoro más valioso heredado de los dioses. No posees nada, sin embargo lo contienes todo, todo lo que nosotros deseamos conseguir y que perdimos a través de los engaños de lo fantástico.
Te recuerdo mujer sabia de los silencios, rica en recuerdos que ancla su vida a la poca tierra fértil que la inspira en un alo misterioso de encanto. Tus actos y tu incesante trabajo alimentan a tu familia, en tus ojos reflejas el sentido del mayor respeto y transparencia, pues en tu humildad y labor cultivas mansamente lo que nosotros buscamos tan desesperadamente en la noche tumultuosa. (Tu mundo interior)
Mujer que solo necesita alimentarse de su fe, pues contiene en ella el amor que vuelca sin buscar la distinción o enaltecimiento porque sabe que la recompensa es ella. Simplemente sencilla, adornada con esmero para hacer brillar su belleza, mujer africana, piel morena, fuerte y descalza, tatuada en el corazón con el ritmo de la danza, mágica y misteriosa como lo es el hábitat.

¿Recuerdas?…. Cuanto me gustaría volver a contemplar con tigo el atardecer de África.- Recreo tu sonrisa sincera que devuelve mi futuro, el que no encontraba porque estaba atrapado tras una compacta armadura de confusión y desconcierto.
Desde ese momento, las dos nos convertimos en cómplices de una memoria, de un momento, que izo que el orden volviera a asomarse tímidamente, y pasamos a convertirnos en fuego, agua, tierra y viento lanzado en el horizonte de los recuerdos, recuerdos que hacen sonar los tambores de los ancestros para despertar las consciencias en búsqueda de lo divino.
Aquí el ritmo de la ciudad es en ocasiones absurdo y desordenado, con prisas a la búsqueda de no se el qué. Pero es así. Cuando tenemos que dar, retenemos, cuando necesitamos confiar, nos acorazamos, y en lugar de entregarnos al aire, apagamos cada vez más nuestra luz.
Por eso te has convertido en el bálsamo para mi vida .¡Vuelvo a mirarte a los ojos y se responden mis porqués! Y tú sin saberlo me has ofrecido el don más preciado, tú me has abierto los ojos en la oscuridad de la noche, me has conmovido y sobre todo me has recordado que en tí existo y en mí existes, y cuando miremos al cielo nos encontraremos en ese punto que solo tú y yo conocemos, tú me sueñas y yo a tí cuando el tiempo se vuelve pausado. Y nos acercamos y nos miramos, y sonreímos y bailamos. La distancia nos separa, y el mundo interior nos acerca, nos encuentra.



Luhema

¡Sal de ahí!

La paz viene de adentro y de adentro viene todo malestar, pero también todo bienestar. Vuelve a encontrar ese minuto para disfrutar de un café, de un amanecer, de una canción que suene en la radio, de lo que te haga ser tu mismo, en fin, de lo que quieras . En un minuto puedes entender de qué se trata la vida, y entonces sonreirás. ¡Seguro!


Luhema