miércoles, 12 de enero de 2011

La fe

Cuando sientes el mundo sacudirse alrededor tuyo, quédate firme en los pies de la fe. Muchas veces hay terremotos en la vida de nosotros. Cuando seres queridos mueren, o perdemos algo realmente precioso para nuestras vidas. Cuando somos derrotados y enfrentamos las adversidades de vivir. Es en estos momentos que la fe debe ser completa. No solamente la fe en un ser supremo, sino también la fe en uno mismo, en la capacidad ilimitada de todos nosotros de superar obstáculos. La fe en el destino, de que cada escena en la vida de uno tiene mucho que enseñar. La fe en que después de la noche más oscura vendrá el día más brillante.


Amo a la vida y creo firmemente en ella.
 
Samira

lunes, 10 de enero de 2011

Los Problemas

Si no existiesen los problemas, no habría progreso. Los problemas pueden ser dolorosos, frustrantes y desagradables, pero tienen la capacidad de enfocarte y mantenerte encaminado.


Los problemas pueden obligarte a pensar, y pueden motivarte a ponerte en movimiento. Pueden sacar a relucir cualidades positivas y valiosas que de otro modo no sabrías que tenías.

Los problemas pueden fortalecer tu fe; a veces no existe otro lugar en el cual refugiarse. Pueden ayudarte a comprender y apreciar aquello realmente importante en la vida.

Algunos de los logros más impresionantes de la humanidad han llegado a consecuencia de problemas sumamente difíciles y apremiantes. Los problemas pueden ayudarte a enfocarte y a dirigir

positivamente esfuerzos y energía que de otro modo quedarían dispersos o jamás serían aplicados.

Los problemas pueden ser dolorosos y pueden también, en última instancia, ser una bendición. Si tienes tu porción de problemas, anímate, porque traen consigo las semillas de la grandeza.