miércoles, 25 de agosto de 2010

La historia de un abuelo, un niño y un burro


SOLO POR HOY...NO JUZGARE, NO PERMITIRE QUE ME JUZGUEN PERO SOBRE TODO NO ME JUZGARE A MI MISMO


Un abuelo y su nieto emprendieron un viaje y se hicieron acompañar por un jumento que les hiciera más liviano el recorrido. El niño iba sobre el burro y el abuelo caminaba al lado del animal.Cuando pasaron por un pueblo, los lugareños empezaron a exclamar:- ¡Qué vergüenza! ¡Lo que hay que ver! El pobre anciano debe ir a pie, mientras el niño lo hace sobre el burro. ¡Es inadmisible!Ante tales comentarios decidieron que el abuelo fura sobre el burro y el niño a pie.Pasaron por otro pueblo y los habitantes del mismo, al verlos pasar, dijeron:- ¡Qué falta de caridad! ¡Es inexcusable! El hombre cómodamente viajando sobre el burro y el niñito va a pie.El abuelo y el niño optaron por subirse al burro y al pasar por una aldea, los aldeanos empezaron a increparles:- ¡Sois unas malas personas! ¡Qué crueldad! ¡Pobre burro! ¡Los dos subidos sobre él! ¡Mereceríais que os diéramos una paliza!Entonces el abuelo y el nieto decidieron caminar junto al animal, sin montarlo. A pasar por otro pueblo, la gente se burló de ellos:- ¡Qué par de tontos! ¡Vaya bobos! ¡Tienen un burro y van a pie! Son estúpidos donde los haya.Mientras los tres seguían impasibles su camino, el anciano le dijo al muchacho:- Querido nieto, ¡ojalá las personas fueran tan fieles y bondadosas como ese animal que nos acompaña! Pero saca de esto una lección para tu vida: siempre habrá gente desaprensiva que nos criticará.

Moraleja:CUMPLE TUS PROPIOS PRINCIPIOS,al fin y al cabo nunca tendrás a todos contentos y al menos seguirás tus propios principios.

Miguel Arcangel

A pesar de todo


SONRÍO...
Aunque la vida me golpee,
Aunque no todos los amaneceres sean hermosos,
Aunque se me cierren las puertas. Sonrío...

SUEÑO...
Porque soñar no cuesta nada y alivia mi pensamiento,
Porque quizás mi sueño pueda cumplirse,
Porque soñar me hace feliz.

LLORO...
Porque llorar purifica mi alma y alivia mi corazón,
Porque mi angustia decrece, aunque sólo sea un poco,
Porque cada lágrima es un propósito de mejorar mi existencia.

AMO...
Porque amar es vivir,
Porque si AMO, quizás reciba amor,
Porque prefiero amar y sufrir, que sufrir por no haber amado nunca.

COMPARTO...
Porque al compartir crezco,
Porque mis penas, compartidas, disminuyen, y mis alegrías se duplican.

¡SONRÍO, SUEÑO,LLORO, AMO, COMPARTO, VIVO!!!
Y por esto cada día doy gracias a Dios que me da un día más...

Hanae Chaieri

Seré feliz.


Seré feliz. Arrancaré de mi espíritu todo pensamiento triste. Me sentiré más alegre que nunca. No me lamentaré de nada.
Hoy agradeceré a Dios la alegría y la felicidad que me regala.

Trataré de ajustarme a la vida. Aceptaré el mundo como es y me adaptaré a él. Si sucede algo que me desagrada, no me mortificaré ni me lamentaré. Agradeceré que haya sucedido, porque así se puso a prueba mi voluntad de ser feliz.

Hoy seré dueño de mis nervios, de mis pensamientos, de mis impulsos. Para triunfar tengo que tener el dominio de mí mismo.

Trabajaré alegremente, con entusiasmo y con amor. Haré de mi trabajo una diversión. Comprobaré que soy capaz de trabajar con alegría.

No pensaré en los fracasos. Si las personas a quienes les tengo afecto me desprecian, lo ofreceré al Señor.

Seré agradable. Si comienzo a criticar a una persona, cambiaré la crítica por el elogio. Toda persona tiene sus defectos y sus virtudes. Olvidaré los defectos y concentraré mi atención en sus virtudes. Evitaré conversaciones y discusiones desagradables.

Hoy voy a eliminar dos plagas : la prisa y la indecisión. Viviré con calma, con paciencia, porque la prisa es la enemiga de una vida feliz y triunfadora. No permitiré que la prisa me acose, ni que la impaciencia me abrume. Haré frente a todos los problemas con decisión y valentía y no dejaré ninguno para mañana.

No tendré miedo, actuaré valientemente. El futuro me pertenece, olvidaré lo desagradable del pasado. Tendré confianza en que Dios ayuda a los que trabajan y luchan. No envidiaré a los que tienen más dinero, más belleza o más salud que yo.

Trataré de resolver los problemas de hoy. El futuro se resuelve a sí mismo. El destino pertenece a los que luchan.

Hoy tendré un plan que habré de realizar. Si algo se me queda por hacer no me desesperaré, lo haré mañana.

No pensaré en el pasado ni guardaré rencor a nadie, practicaré la ley del perdón. Asumiré mis responsabilidades y no echaré la culpa de mis problemas a otras personas. Comprobaré que Dios me ama y me premia.

Haré un bien a alguien. ¿A quién? Quizás a mí mismo. Buscaré a otra persona para hacerlo, sin que lo descubra. Seré cortés y generoso. Trataré de pagar el mal con bien.

Al llegar la noche comprobaré que Dios me premió con un día de plena felicidad, y le daré gracias.

Y de mañana haré otro día como hoy.

Miguel Arcangel

El león


En la selva vivían tres leones. Un día el mono, el representante electo por los animales, convocó a una reunión para pedirles una toma de decisión:

- Todos nosotros sabemos que el león es el rey de los animales, pero para una gran duda en la selva: existen tres leones y los tres son muy fuertes. ¿A cuál de ellos debemos rendir obediencia? ¿Cuál de ellos deberá ser nuestro Rey?

Los leones supieron de la reunión y comentaron entre sí:
- Es verdad, la preocupación de los animales tiene mucho sentido. Una selva no puede tener tres reyes. Luchar entre nosotros no queremos ya que somos muy amigos... Necesitamos saber cuál será el elegido, pero ¿Cómo descubrirlo?.

Otra vez los animales se reunieron y después de mucho deliberar, le comunicaron a los tres leones la decisión tomada:
- Encontramos una solución muy simple para el problema, y decidimos que ustedes tres van a escalar la Montaña Difícil. El que llegue primero a la cima será consagrado nuestro Rey.

La Montaña Difícil era la más alta de toda la selva. El desafío fue aceptado y todos los animales se reunieron para asistir a la gran escalada.
El primer león intentó escalar y no pudo llegar.
El segundo empezó con todas las ganas, pero, también fue derrotado.
El tercer león tampoco lo pudo conseguir y bajó derrotado.

Los animales estaban impacientes y curiosos; si los tres fueron derrotados, ¿Cómo elegirían un rey?. En un momento, un águila, grande en edad y en sabiduría, pidió la palabra:
- ¡Yo sé quién debe ser el rey!
Todos los animales hicieron silencio y la miraron con gran expectativa.
- ¿Cómo?, preguntaron todos.
- Es simple... dijo el águila. Yo estaba volando bien cerca de ellos y cuando volvían derrotados en su escalada por la Montaña Difícil escuché lo que cada uno dijo a la Montaña:

El primer león dijo: - ¡Montaña, me has vencido!
El segundo león dijo: - ¡Montaña, me has vencido!
El tercer león dijo: - ¡Montaña, me has vencido, por ahora! Pero ya llegaste a tu tamaño final y yo todavía estoy creciendo.

- La diferencia, completó el águila, es que el tercer león tuvo una actitud de vencedor cuando sintió la derrota en aquel momento, pero no desistió y quien piensa así, su persona es más grande que su problema: él es el rey de sí mismo, y está preparado para ser rey de los demás.

Los animales aplaudieron entusiasmadamente al tercer león que fue coronado. El Rey de los Animales.

No tiene mucha importancia el tamaño de las dificultades o situaciones que tengas. Tus problemas, por lo menos la mayor parte de las veces, ya llegaron al nivel máximo, pero no tú. Tú todavía estás creciendo y eres más grande que todos tus problemas juntos.

Todavía no llegaste al límite de tu potencial y de tu excelencia.

La Montaña de las Dificultades tiene un tamaño fijo, limitado. !Tú todavía estás creciendo!


Marisol..

El perrito


El dueño de una tienda estaba colocando un anuncio en la puerta que decía:
“Cachorritos en venta”. Esa clase de anuncios siempre atraían a los niños…y pronto un niñito apareció en la tienda preguntando:

-¿Cuál es el precio de los perritos?
El dueño contestó:
- Entre $30 y $ 50.
El niñito metió la mano en su bolsillo y sacó unas monedas :
- Sólo tengo $ 2,37…¿ puedo verlos?
El hombre sonrió y silbó. De la trastienda salió su perra corriendo seguida por cinco perritos. Uno de los perritos estaba quedándose considerablemente atrás. El niñito inmediatamente señaló al perrito rezagado que cojeaba.
-¿Qué le pasa a ese perrito?- preguntó.
El hombre le explicó que cuando nació, el veterinario le dijo que tenía una cadera defectuosa y que cojearía por el resto de su vida.
El niñito se emocionó mucho y exclamó:
-¡Ese es el perrito que yo quiero comprar!.
Y el hombre replicó:
-No, tú no vas a comprar ese cachorro. Si tú realmente lo quieres, te lo regalo.
El niñito se disgustó, y mirando directo a los ojos del hombre le dijo:
-Yo no quiero que usted me lo regale. Él vale tanto como los otros perritos y yo le pagaré el precio completo. De hecho, le voy a dar mis $ 2,37 ahora y 50 centavos cada mes, hasta que lo haya pagado por completo.
El hombre contestó:
-Tú, en verdad, no querrás comprar ese perrito, hijo. Él nunca será capaz de correr, saltar y jugar como los otros perritos.
El niñito se agachó y se levantó la pierna de su pantalón para mostrar su pierna izquierda, cruelmente retorcida e inutilizada, soportada por un gran aparato de metal.
Miró de nuevo al hombre y le dijo:
-Bueno, yo no puedo correr muy bien tampoco, y el perrito necesitará a alguien que lo entienda.
El hombre estaba ahora mordiéndose el labio, y sus ojos se llenaron de lágrimas…sonrió y dijo:
-Hijo, sólo espero que cada uno de estos cachorritos tenga un dueño como tú.

Qué gran SER….habita en ese niño…qué hermoso es que alguien te aprecie por lo que eres, y te acepte y te quiera incondicionalmente…
En la vida lo importante no es como nos vemos, sino lo que hay dentro de cada uno..

Tus huellas marcaran la vida de otros......

Marisol

Nuestra historia


Esta puede ser la historia de muchos de nosotros cuando todas las cosas nos salen mal y nos sucede lo que menos pensamos.

Era un día viernes por la mañana. Carolina se dirigía a su trabajo, estaba cruzando la calle, iba muy distraída y no se dio cuenta de que venia un auto a una velocidad increíble, iba directo a impactar con ella. De pronto sucede lo inesperado, Carolina siente como si alguien la agarra por la espalda y la detiene, en el mismo momento que el auto pasa a dos centímetro de ella, Carolina mira hacia atrás para ver quien fue el que le salvo la vida, pero no vio a nadie, que raro dice ella, juraría que alguien me agarro y me detuvo para que no me atropellara el auto. Carolina siguió caminando pasando junto a un edificio de 30 pisos. Nuevamente siente que alguien la toma por la espalda y la jala para atrás, justo en el instante que caía una piedra de 10 kilos , arrojada desde la terraza del edificio, Asustada mira el inmenso hoyo que dejó la piedra al caer y dice:-¡ de la que me salve!. Observa nuevamente buscando quien fue la persona que la agarro por la espalda, la detuvo y la salvo, pero nuevamente no encontró a nadie.

Siguió caminando y como estaba pasando por el banco se disponía a entrar para pagar un crédito pendiente, nuevamente siente que una mano la sujeta y la detiene justo en el momento en que salían del banco uno hombres enmascarados y armados que estaban asaltando el banco. Carolina luego que los ladrones se fueron, dijo nuevamente: - ¡de la que me salve! mira buscando a su ocasional rescatador y no ve a nadie, impaciente por que ya eran tres veces que la salvaba su ocasional guardián, desesperada dice,- necesito saber quien es el que me ha salvado, quien quiera que sea por favor dígame quien es él que me ha salvado. Y una voz le responde: Carolina, soy tu ángel de la guarda, soy el que te protege todo el tiempo. Ella sorprendida dice ¡Aja! Con que eres tu, y en vez de darle las gracias empieza a reclamarle y le dice como insultándolo: Descarado, Insolente, traicionero, DONDE ESTABAS TU CUANDO ME ESTABA CASANDO, donde te metiste ese día que no impediste mi matrimonio, por que no me salvaste ese día. ¡Traidor! ¿Donde estabas cuando tuve el primer problema sentimental? ¿Donde estabas cuando perdi el empleo?...

Qué parecido a nuestra vida no lo cree, similar a lo que decimos nosotros cuando todo nos sale mal, cuando las cosas no resultan. El negocio que tenemos fracasa, nos echan del trabajo. Nuestros padres nos dan la espalda por que le llegamos con la noticia de que van a ser abuelos, y aún no tenemos la edad o no nos hemos casado. La esposa o el esposo se va de la casa por que se enteró de nuestra infidelidad, en fin todo se nos pone cuesta arriba y difícil, ahí nos preguntamos y cuestionamos a DIOS, diciéndole:-¿ Dónde estabas, que no ves lo que me ha pasado, acaso eres ciego Señor?, No ves lo que me esta pasando, no tienes oídos, no escuchas todo lo que me hacen, DIOS mío ¿dónde estabas, cuando me estaba casando, dónde estabas cuando me divorcie, dónde estabas cuando me traicionaron, dónde estabas cuando me insultaron, dónde estabas cuando me enferme? y las preguntas y los dónde estaba DIOS, nunca terminan.

Que tal si DIOS hablara y nos respondiera:- ¡estaba esperando que me pidieras ayuda antes de que tomaras esa decisión tan importante en tu vida!, estaba esperando que me consultaras, que preguntaras si yo estaba de acuerdo que tu emprendieras ese camino que al final te llevo a la separación y al fracaso. Estaba, esperando que pidieras ayuda antes de tomar todas las decisiones importantes de tu vida… y ¡no me tomaste en cuenta!

Cuántos dolores de cabeza, cuántos sufrimientos, pesares y sinsabores en la vida nos evitáramos, si sólo por un instante nos detuviéramos y doblando las rodillas le pidiésemos a DIOS un consejo. Si humildemente reconociendo nuestra fragilidad humana, tomáramos a DIOS en cuenta en todo lo que digamos o hagamos.
Aђidajo Daza

Poder del amor


Un grupo de ranas viajaba por el bosque y, de repente, dos de ellas cayeron en un hoyo profundo.

Todas las demás ranas se reunieron alrededor del hoyo.
Cuando vieron cuán hondo era el hoyo, le dijeron a las dos ranas en el fondo que para efectos prácticos, se debían dar por muertas.
.
Las dos ranas no hicieron caso a los comentarios de sus amigas y siguieron tratando de saltar fuera del hoyo con todas sus fuerzas. Las otras ranas seguían insistiendo que sus esfuerzos serían inútiles.Finalmente, una de las ranas puso atención a lo que las demás decían y se rindió. Se desplomó y murió. La otra rana continuó saltando tan fuerte como le era posible.
.
Una vez más, la multitud de ranas le gritó que dejara de sufrir y simplemente se dispusiera a morir. Pero la rana saltó cada vez con más fuerza hasta que finalmente salió del hoyo.Cuando salió, las otras ranas le preguntaron:- ¿No escuchaste lo que te decíamos?
La rana les explicó que era sorda. Ella pensó que las demás la estaban animando a esforzarse más para salir del hoyo.
.

Esta historia contiene dos lecciones:
.
Primero: La PALABRA tiene poder de vida y muerte. Una palabra de aliento compartida con alguien que se siente desanimado puede ayudar a levantarlo y finalizar el día.
.
Segundo: Una palabra destructiva dicha a alguien que se encuentra desanimado puede ser que acabe por destruirlo. Cualquiera puede decir palabras que roben a los demás el espíritu que les lleva a seguir en la lucha en medio de tiempos difíciles.
Tengamos cuidado con lo que decimos. Pero sobre todo con lo que escuchamos, no siempre hay que prestar atención, utilicemos sólo lo que es bueno.
.
Hablemos de vida, de alegría, de esperanza, a todos aquellos que se cruzan en nuestro camino. Ese es el poder de las palabras. . .A veces es difícil comprender que una palabra de ánimo pueda hacer tanto bien ¿no te parece?

Miguel Arcangel

Enseñanzas


1.- REGALA una sonrisa cada día, con ella te sentirás feliz tú y quien la reciba.

2.- SUEÑA Y VUELA, aunque tus pies toquen la Tierra.

3.- LLORA cuando una nostalgia o tristeza te lo pida... Una lágrima no es debilidad, sino que ayuda a recuperar una sonrisa.

4.- PERDONA tus propios tropiezos y de los demás... Lo Importante es darte y dar la posibilidad de pararse y volver a caminar.

5.- INTENTA todo lo que sientas latir en tu corazón y en tu alma, confiando en que te hará feliz.

6.- VALORA los pequeños como los grandes regalos que te dé la vida... Porque llenarán tu corazón de felicidad.

7.- GUARDA cada enseñanza recibida, cada afecto compartido, como tesoro que por siempre te harán sentir vivo.

Hanae Chaieri

8.- DESCARTA aquello que pueda hacerte daño o sepas que no tiene sentido.

9.- RESCATA todo lo que te permita crecer y ser feliz en familia y con amigos.

10.- COMPARTE con todos los que te rodean, lo mejor de ti y siente que vale la pena creer, soñar y vivir por un mundo mejor

Sueño...


Una vez en el lugar mas hermoso del universo vivía un niño llamado Sueño,
el cual anhelaba crecer y conocer otros mundos.

Sueño se lo pasaba por allá en lo alto, por las nubes jugando y jugando
todo el día.

Una vez Sueño se dio cuenta que el no crecía como crecían sus amigos,
además empezó a sentirse muy débil y poco a poco perdió sus ganas de jugar.

Un gran día, llegó un mensajero que llevaba consigo un maletín muy
especial que contenía alimentos para así fortalecer y hacer crecer a Sueño.

Desde el mismo instante en que aquel mensajero llegó, Sueño empezó a
sentirse mejor y mejor, ya que cada día aquel mensajero lo alimentaba
con aquellos manjares. Muchos caldos de constancia con fuerza, platos
muy nutritivos de voluntad y trabajo, postres echos a base de paciencia,
fantásticos jugos hechos con decisión y lo más importante, lo trataba
con mucha confianza.

Sueño creció y creció, y llegó a dejar de ser Sueño para convertirse en
META y, claro que siguió jugando pero ya no por las nubes, sino aquí en
la tierra, cada día conoció más mundos, mundos como la felicidad y la
satisfacción, y un día no muy lejano, Meta dejó de ser Meta y se
transformó en REALIDAD...

Todos podemos....la realidad la construyes tu...
Marisol

martes, 24 de agosto de 2010

Madonna - La Isla Bonita

Construye murallas


Construyes murallas con la idea de dejar a los demás fuera, pero esas mismas murallas terminan encarcelándote y manteniéndote preso. Derríbalas. Destruye los límites que te has impuesto a ti mismo. Vives únicamente el momento y no obtienes nada de valor a cambio. Empieza a hacer que esos momentos tengan sentido, elevando tu nivel de expectativas, viviendo por algo con más significado, con más sentido. Optas por el camino menos desafiante, el más fácil, pero eso te conduce a una vida más dura y más difícil. Así que empieza a construir una vida mejor, aceptando los desafíos y el valor que puedes crear trabajando por superarlos. ¿Qué puedes hacer para mejorar tu vida? Puedes comenzar buscando maneras de mejorar tú mismo. Hay muchísimas alternativas. ¿Qué, de todo lo que estás haciendo, te está impidiendo progresar? Continuar aplicando ese comportamiento, ¿tiene algún sentido? Decide darte a ti mismo lo mejor que la vida tiene para ofrecer.