sábado, 27 de marzo de 2010




La sonrisa es la tarjeta de visita de las personas saludables...Distribúyela gentilmente.

El diálogo es el puente que une dos márgenes: tú y yo...Transítalo bastante.

La bondad es la flor más atrayente del jardín de un corazón bien cultivado. Planta flores.

La alegría es el perfume gratificante, fruto del deber cumplido. Derrámala, el mundo necesita de ella.

La paz de la conciencia es la mejor almohada para el sueño de la tranquilidad. Vive en paz contigo mismo, con tus semejantes y con Dios.

La fe en Dios es la brújula para los navíos errantes, perdidos, que buscan las playas de la eternidad. Utilízala.

La espera es el buen viento que dirige las velas de nuestro barco. Llámala para tu cotidiano vivir.

Hanae Chaieri

viernes, 26 de marzo de 2010

Amiga.



Yo, soy esa mujer a quien tu le llamas... mi amiga, la que espera sin condiciones para darte tranquilidad y sosiego, armonía, sin pedirte nada ,solo espera la sinceridad, una sonrisa o tus lágrimas y un poco de cariño para respirar. Seguiré en la sombra de tu vida para no dejarte caer o para curarte las heridas de algún querer, soy amiga del ayer, de por vida, reina de la vida. Me comeré tu dolor, me tragaré tus llantos, tus espinas, te arroparé con mis besos, con mis manos, hemos compartido tantas llagas, hemos cabalgado tantos caminos, hemos devorado tantos sueños , conquistado alguno y perdido siempre lo mismo, nos arrancaron el alma buscando cariño, perdimos la esperanza y nos hundimos en el olvido, con la misma fuerza nos impulsamos hacia el infinito, por eso yo...permaneceré en las sombras, y cuando encuentres por fin tu vida, tu destino, me alejaré, me quedaré en el camino del ayer, donde acabamos con cada instante y caminamos juntos por el estanque de la vida, yo soy esa mujer a quien tu le dices siempre con ternura y cariño...mi amiga.

Dheshel

Búscame.



Yo soy sensible, porque exprimo todo mis sentidos en cada momento, porque amo la belleza del alma , la fragilidad del sentimiento, la mirada clara o la bondad del pensamiento sublime, porque mi alimento es sentido y sensibilidad, soledad y ternura, comprensión y esfuerzo. Soy un mar debajo de un cielo, cargado de lluvia de vida, de cariño, y de sueños. Soy nada mas... que todo eso. Dentro de mi está el amor en toda su inmensidad, pero solo si vuelves los ojos hacia ti y te descubres en tus debilidades podrás sentirme, llenarte de paz, de amor, y dar todo eso a los demás, búscame en el sufrimiento, en las penas, en el dolor, yo estoy ahí para abrazarte aunque no quieras verme, vivo en tu corazón, no me busques fuera, no me hallarás nunca. Seré esa fuerza que te haga luchar sin desfallecer y al terminar la lucha seré la calma y el sosiego, te engrandeceré y rozarás con tus manos el autentico amor, aprenderás que amar es la capacidad de entrega, la capacidad de lucha, la capacidad de renuncia, entonces te llenarás de mi con solo mirar una flor o con una sonrisa, con las cosas mas livianas de la vida te haré feliz , porque yo soy el verdadero amor.
Si pretendes llenarte de mi, haz tuyo lo que estoy sintiendo ahora .Si pretendes navegar por el río de mis lágrimas, sin que tu barca se resienta ...si pretendes quemar mis ojos sin que los tuyos mueran...si esperas que de mi boca emanen las palabras que necesitas y añoras....si tocando mi piel, y surcando mis heridas te sientes rehén .Sabrás que para navegarme tendrás que nadar en mis lágrimas, que para mirarme tendrás que mirarme con el alma,
que para llenarte de mi, de mis palabras, tendrás que amarme...amarme...y entregarte, porque para sentirte libre bello y grande, sólo Habrás de rozarme, , amarme.. Y después elevarte. Si un día escucharas dentro de tu corazón, la armonía de una melodía que es capaz de proporcionarte la fuerza y serenidad...la auténtica armonía de tu alma, esa que siempre te ayuda a crecer, guardada en el interior, mimada y adorada....te guiará por la senda de tu camino, te dará la felicidad, la auténtica y verdadera felicidad.

Dheshel

Papel arrugado....


Mi carácter impulsivo, cuando era niño me hacia reventar en cólera a la
menor provocación, la mayoría de las veces después de uno de éstos
incidentes, me sentía avergonzado y me esforzaba por consolar a quien había dañado.

Un día mi maestro, que me vio dando excusas después de una explosión de ira, me llevó al salón y me entregó una hoja de papel lisa y me dijo ¡Estrújalo!
Asombrado obedecí e hice con él una bolita.
Ahora -volvió a decirme- déjalo como estaba antes.
Por supuesto que no pude dejarlo como estaba, por más que traté el papel quedó lleno de pliegues y arrugas.
El corazón de las personas -me dijo- es como ese papel... La impresión que en ellos dejas, será tan difícil de borrar como esas arrugas y esos pliegues.
Así aprendí a ser más comprensivo y paciente. Cuando siento ganas de
estallar, recuerdo ese papel arrugado.
La impresión que dejamos en los demás es imposible de borrar... Más cuando lastimamos con nuestras reacciones o con nuestras palabras... Luego queremos enmendar el error pero ya es tarde... Alguien dijo alguna vez "Habla cuando tus palabras sean tan suaves como el silencio". Por impulso no nos controlamos y sin pensar arrugamos los corazones de las personas que aman.

Antonio