martes, 22 de diciembre de 2009

Hablar y callar



"Nunca confíes en tu lengua cuando tu corazón está amargo". Samuel J. Hurwitt.
PRUDENCIA. Adelantarse a las circunstancias, tomar mejores decisiones, conservar la compostura y el trato amable en todo momento, forjan una personalidad decidida, emprendedora y comprensiva.

HABLAR oportunamente, es acierto. HABLAR frente al enemigo, es civismo.

HABLAR ante una injusticia, es valentía. HABLAR para rectificar, es un deber.

HABLAR para defender, es compasión. HABLAR ante un dolor, es consolar.

HABLAR para ayudar a otros, es caridad. HABLAR con sinceridad, es rectitud.

HABLAR de sí mismo, es vanidad. HABLAR restituyendo fama, es honradez.

HABLAR aclarando chismes, es estupidez. HABLAR disipando falsos, es de conciencia.

HABLAR de defectos, es lastimar. HABLAR debiendo callar, es necedad.

HABLAR por hablar, es tontería. HABLAR de Dios, significa mucho amor.

CALLAR cuando acusan, es heroísmo. CALLAR cuando insultan, es amor.

CALLAR las propias penas, es sacrificio. CALLAR de sí mismo, es humildad.

CALLAR miserias humanas, es caridad. CALLAR a tiempo, es prudencia.

CALLAR en el dolor, es penitencia. CALLAR palabras inútiles, es virtud.

CALLAR cuando hieren, es santidad. CALLAR para defender, es nobleza.

CALLAR defectos ajenos, es benevolencia. CALLAR debiendo hablar, es cobardía.

Roberto Camacho.

Ocho regalos que no cuestan un centavo:



1.- El regalo de Escuchar. Pero realmente escuchar, sin interrumpir, bostezar, o criticar. Sólo escuchar.
2.- El regalo del Cariño. Ser generoso con besos, abrazos, palmadas en la espalda y apretones de

manos, estas pequeñas acciones demuestra el cariño por tu familia y amigos.

3.- El regalo de la sonrisa. Llena tu vida de imágenes con sonrisas, dibujos, caricaturas y tu regalo dirá: "me gusta reír contigo"

4.- El regalo de las notas escritas. Esto puede ser un simple "gracias por ayudarme", un detalle como estos puede ser recordado de por vida Y TAL VEZ CAMBIARLA.

5.- El regalo de un cumplido. Un simple y sincero "te ves genial de rojo", "has hecho un gran trabajo" o

"fue una estupenda comida" puede hacer especial un día.

6.- El regalo del favor. Todos los días procura hacer un favor.

7.- El regalo de la soledad. Hay días que no hay nada mejor que estar solo. Sé sensible a aquellos días y

da este regalo o solicítalo a los demás.

8.- El regalo de la disposición a la gratitud. La forma más fácil de hacer sentir bien a la gente es decirle cosas que no son difíciles de decir como "Hola" y "Muchas Gracias".

Los amigos son raras joyas, que pueden hacerte enojar y sonreír, que poco a poco aprenden a escuchar, a alentarte y ellos siempre abrirán su corazón a nosotros.

Gabriel Núñez de León,

Don abundio



Asciende el nuevo día al Cerro de las Animas y con sus ojos claros pone luz en el valle. Las cosas se arrellanan en la noche que se va; se despereza el mundo; el ruido de la vida sube al aire.
Abro el recio portón de la casona. Me abraza el viento de la madrugada y me hace tiritar junto con él. Veo al hombre que pasa envuelto en su cobija.

- Hace frío, don Abundio -le digo.

- Este frío no es nada -me responde-. Malo el de adentro.

El frío de adentro... ¿Qué frío será ese? Don Abundio es anciano y vive solo. ¿Habla del frío que pone en la carne y los huesos la vejez? ¿Habla del frío que lleva en el alma el que se siente solo?

Quién sabe... Yo espero tener buena leña de recuerdos y fuego de renovado amor para no sentir ese frío del cuerpo, ni el frío peor del alma.

Mario Pablo Vázquez .

Valores comunes de las culturas



Cada grupo humano, se diferencia de los otros por su historia, su geografía, sus elementos étnicos, sus valores humanos, éticos, religiosos, sus costumbres y tradiciones. A esto le llamamos cultura. El reto es, apreciando la propia cultura, valorar, respetar y aprender de otras culturas, ya que solo la visión global de los elementos comunes y de las diferencias entre éstas, hacen posible la comprensión e interpretación de la historia, la trayectoria y los vaivenes de la humanidad.
Durante el S. XX, el hombre se fijó más en las diferencias que en lo común, siendo esto causa de conflictos, guerras, racismo y discriminación. El diálogo intercultural, se apoya en la certeza de que hay valores comunes a todas las culturas, porque éstos están arraigados en la naturaleza del hombre:

1.VALOR DE LA SOLIDARIDAD.- Una auténtica solidaridad ha de tener como principal objetivo, la promocieon de la justicia, se trata de ayudar a los países marginados a entrar en el desarrollo económico y humano, cambiando los estilos de vida, modelos de producción, consumo y estructuras consolidadas de poder que rigen hoy a la sociedad.

2.VALOR DE LA PAZ.- es un objetivo primordial de toda sociedad y de la convivencia nacional e internacional. Es urgente evitar la proliferación de armas nucleares y biológicas, recordemos que en éste negocio, no están solamente los Estados, sino grupos paramilitares y terroristas.

3.VALOR DE LA VIDA.- la vida humana, no puede ser considerada como un objeto, sino como la realidad más sagrada del mundo, no hay paz sin respeto a la vida, ¿cómo puede haberla con homicidios, suicidios, abortos, eutanasia, mutilaciones, torturas, coacciones, encarcelamiento arbitrario, pena de muerte, deportaciones, esclavitud, prostitución, compra-venta de seres humanos, clonación y utilización de embriones humanos para la investigación? Con éstos hechos, la dignidad humana, es cercenada, se acaba el respeto, la confianza y la mutua ayuda, ¿cómo puede haber paz así?

4.VALOR DE LA EDUCACION.- en información pero sobre todo en formación, debe transmitir a las personas, la conciencia de sus raíces, su ubicación en nuestro mundo, el respeto a otras culturas, aceptar diferencias y descubrir riquezas de la historia y de los valores de los demás, siempre impregnando todo con un sentido crítico y ético.

A todos nos espera una labor retante, comprometida y apasionante, ser hombres y mujeres capaces de paz, solidaridad, amor a la vida y educación sólida e integral. Seamos artífices del mundo, de la Patria a la que nuestros hijos tienen derecho, donde todos seamos una familia y podamos finalmente vivir en paz.

Piensa



Ninguna persona merece tus lagrimas Y quien las merezca no te hará llorar.
Solo porque alguien no te ame como tu quieres No significa que no te ame con todo su ser.

Un verdadero amigo es: Quien te toma de la mano y te toca el Corazón.

La peor forma de extrañar a alguien es estar a su lado,y saber que nunca lo podrás tener.

Nunca dejes de sonreir, ni siquiera cuando estés triste, Porque nunca sabes quien se puede enamorar de tu sonrisa.

Puedes ser solamente una persona para el mundo, Pero para una persona, tú eres el mundo.

No pases el tiempo con alguien que no este dispuesto a pasarlo contigo.

Quizá Dios quiera que conozcas mucha gente equivocada antes de conocer a la persona adecuada Para que cuando al fin la conozcas, sepas estar agradecido.

No llores porque ya se terminó, Mejor sonríe porque sucedió.

Siempre habrá gente que te lastime, Así que lo que tienes que hacer es seguir confiando y solo ser más cuidadoso en quien confías dos veces.

Conviértete en una mejor persona y asegúrate de saber quien eres Antes de conocer a alguien más y esperar que esa persona sepa quien eres.

No te esfuerces tanto, las mejores cosas suceden cuando menos te las esperas.

Envíalo a las personas que por alguna razón son tus amigos, aunque no los veas siempre, aunque no les hables siempre.. pues recuerda: "TODO LO QUE SUCEDE, SUCEDE POR ALGUNA RAZON" .

Nayezi

Feliz Navidad !!!



Si te vas a calentar que sea al sol.
Si vas a engañar, que sea a tu estómago.

Si vas a llorar que sea de alegría.

Si vas a mentir que sea tu edad.

Si vas a robar, que sea un beso.

Si vas a peder, que se pierda el miedo.

Y si existe el hambre, que sea de amor.

Si es para ser feliz... que sea para todo el tiempo!!!

QUE TENGAS UNA MUY NAVIDAD .

La fortaleza de un hombre



Casi siempre se comete el error de medir la fortaleza del hombre con los parametros equivocados.
La fortaleza de un hombre no esta en el ancho de sus hombros. Esta en el tamaño de sus brazos cuando abrazan.

La fortaleza de un hombre no esta en lo profundo del tono de su voz. Esta en la gentileza que usa en sus palabras.

La fortaleza de un hombre no esta en la cantidad de amigos que tiene. Esta en lo buen amigo que se vuelve de sus hijos.

La fortaleza de un hombre no esta en como lo respetan en su trabajo. Esta en como es respetado en casa.

La fortaleza de un hombre no esta en su cabello o su pecho. Esta en su corazon.

La fortaleza de un hombre no esta en lo duro que puede golpear. Esta en lo cuidadoso de sus caricias.

La fortaleza de un hombre no esta en las mujeres que ha amado. Esta en poder ser verdaderamente de una mujer.

La fortaleza de un hombre no esta en el peso que pueda levantar. Esta en las cargas que pueda llevar a cuestas.

Víctor Manuel Espino Ocampo de Ixtapa.

Reflexion



Existen tantas visiones de la realidad como personas que la vivencian. Y esas visiones pueden ser tan diferentes que una misma circunstancia puede ser fabulosa para unos y espantosa para otros.
La realidad de un hombre depende de su ser interior y de su circunstancia. Las cosas van o vienen, de acuerdo al punto en donde estemos situados. Esto, de algún modo, significa que una parte de nuestra realidad depende de nosotros. Y es precisamente sobre esa parte donde debemos actuar.

Poco podremos, posiblemente, hacer sobre el entorno y la circunstancia. Pero sí podemos situarnos en una posición más favorable, haciendo que esos factores confluyan hacia nuestro bienestar.

No dejemos de hacer lo mejor para nosotros y para quienes nos rodean y nos quieren bien.

No aceptemos el destino así, como viene, dejando que mueva nuestra vida a su entero antojo.

No. Explotemos al máximo esa porción que depende exclusivamente de nosotros. Seguramente descubriremos una nueva realidad... Una realidad mejor... Una realidad que se ajusta a nuestra medida... Una realidad hecha, en gran parte, por nosotros, para nosotros...

Jorge Luis Caballero Quezada.

La gaviota y el arcoiris



Una gaviota volaba inmersa en una hermosa bruma de otoño, cuando a lo lejos vio encenderse el arco iris. Asombrada por lo que creyó la entrada del cielo, se lanzó en su persecución. Pero cuanto mayores eran sus esfuerzos para alcanzarlo, tanto más escurridizo se tornaba el insólito fenómeno, hasta que por fin cayó al suelo exhausta.
En aquella circunstancia límite, oyó una misteriosa voz que le dijo:

"De la misma manera que el arco iris es una condición del que observa y no una realidad, también lo es vuestro mundo con los colores y las formas.

Todo depende de las condiciones del observador, y de ellas surge lo que llamáis realidad."

Entonces supo la gaviota que había alcanzado, por fin, el arco iris.

Jorge Luis Caballero Quezada

El tren



Un día leí en un libro que comparaba la vida con un viaje en tren. Una comparación extremadamente interesante cuando es bien interpretada.
Interesante porque nuestra vida es como un viaje en tren, llena de embarques y desembarques, de pequeños accidentes en el camino, de sorpresas agradables, con algunas subidas y bajadas tristes.

Cuando nacemos y subimos al tren, encontramos dos personas queridas que nos harán conocer el viaje hasta el fin: nuestros padres. Lamentablemente ellos en alguna estación se bajarán par no volver a subir más. Quedaremos huérfanos de su cariño, protección y afecto. Pero a pesar de esto, nuestro viaje debe continuar; conoceremos otras interesantes personas, durante la larga travesía, subirán nuestros hermanos, amigos y amores.

Muchos de ellos solo realizarán un corto paseo, otros estarán siempre a nuestro lado compartiendo alegrías y tristezas. En el tren también viajarán personas que andarán de vagón en vagón para ayudar a quien lo necesite.

Muchos se bajarán y dejarán recuerdos imborrables. Otros en cambio viajaran ocupando asientos, sin que nadie perciba que están allí sentados. Es curioso ver como algunos pasajeros a los que queremos, prefieren sentarse alejados de nosotros, en otros vagones. Eso nos obliga a realizar el viaje separado de ellos. Pero eso no nos impedirá, con alguna dificultad, acercarnos a ellos. Lo difícil es aceptar que a pesar de estar cerca... no podremos sentarnos juntos, pues muchas veces otras son las personas que los acompañan.

Este viaje es así, lleno de atropellos, sueños, fantasías, esperas, llegadas y partidas. Sabemos que este tren solo realiza un viaje, el de ida. Tratemos, entonces de viajar lo mejor posible, intentando tener una buena relación con todos los pasajeros, procurando lo mejor de cada uno de ellos, recordando siempre que, en algún momento del viaje alguien puede perder sus fuerzas y deberemos entender eso. A nosotros también nos ocurrirá lo mismo y seguramente alguien nos entenderá y ayudará.

El gran misterio de este viaje es que no sabemos en cual estación nos tocará descender. Pienso: Cuándo tenga que bajarme del tren, ¿sentiré añoranzas? Mi respuesta es SÍ; dejar a mis hijos viajando solos será muy triste. Separarme de los amores de mi vida será doloroso. Pero tengo la esperanza de que en algún momento nos volveremos a encontrar en la estación principal y tendré la emoción de verlos llegar con mucha mas experiencia de la que tenían al iniciar el viaje. Seré feliz al pensar que en algo pude colaborar para que ellos hayan crecido como buenas personas.

Ahora, en este momento, el tren disminuye la velocidad para que suban y bajen personas. Mi emoción aumenta a medida que el tren va parando...

¿Quién subirá?, ¿Quién será? Me gustaría que pensaras que desembarcar del tren, no es solo una representación de la muerte o el término de una historia que dos personas construyeron y que por motivos íntimos dejaron desmoronar. Estoy feliz de ver como ciertas personas, como nosotros, tienen la capacidad de reconstruir para volver a empezar, eso es señal de lucha y garra y saber vivir es poder obtener lo mejor de todos los pasajeros.

Agradezco a Dios porque estemos realizando este viaje juntos y a pesar de que nuestros asientos no estén juntos, con seguridad el vagón es el mismo.

P.D.(Gracias por viajar conmigo)

Roberto M.