viernes, 18 de diciembre de 2009

Haidar ya está en El Aaiún ¡¡¡


Aminatu Haidar ganó el pulso. La activista saharaui ha logrado su sueño de regresar a El Aaiún, donde ha aterrizado tras 32 días de huelga de hambre y reivindicación.

"Es una victoria para los Derechos Humanos, para la Justicia y para la causa saharaui". Ésas fueron las primeras palabras de una victoriosa Aminatu Haidar, nada más salir del Hospital General de Lanzarote con destino al aeropuerto de Guacimeta.
Allí la recibieron más de 300 personas con vítores y aplausos tras llegar en una ambulancia, escoltada por la Guardia Civil. En torno a las 22.23 horas (23.23 en la Península), embarcó en el avión medicalizado que le iba a trasladar a su hogar en El Aaiún, la capital del Sáhara Occidental, antigua colonia española.
la conocida como 'Gandhi saharaui' se declaró en huelga de hambre y así ha permanecido durante 32 días, en los que ha recibido numerosos apoyos, especialmente desde el ámbito de la cultura. Un mes después, la pesadilla ha tocado a su fin.

¡El valor de una mujer por luchar por su pueblo y por sus ideales !
Pero la lucha de una sola mujer no traerá el sueño al Sahara.Hacen falta muchas manos,muchas Haidar y mucho amor al Sahara para que un dia ,este pueblo recupere su identidad y lo que les pertenece por derecho y ley.
Mis mejores deseos para tan noble pueblo.

Samira .

jueves, 17 de diciembre de 2009

Señor ¡¡¡¡


Señor, hoy que estoy frente a ti,
Pienso en esta noche de Navidad,
Y te doy gracias porque me permites
¡Vivirla un año más!
Cuanta nostalgia Señor, cuanta nostalgia,
El recuerdo de mi niñez me invade,
¿Pero sabes qué...?
En estos momentos siento que se purifican,
Mi espíritu y mi corazón, pues todo mi ser
Es llenado por bellos recuerdos que
Desplazan aquellos que me apartan de ti.

Señor, hoy sigo siendo un niño,
Pues aun soy débil y sin ti no puedo
¡Afrontar el mundo!

Necesito de ti Señor, pues no puedo
Caminar lejos de tu presencia,
El egoísmo no me deja ser libre,
Y aquel amor que me regalaste
¡No lo quiero compartir!

Señor, me entristece la falta de perdón
¡Señor enséñame a perdonar!
No es fácil Señor, no es fácil, pero
Si tú me ayudas yo podré perdonar,
Señor, tú sabes que te amo,
perdona mis debilidades y mi falta de fe.

Señor, tú sabes que te amo
perdona mi orgullo y mi soberbia.

Señor, tú sabes que te amo,
perdona mi falta de entrega y egoísmo.

Señor, tú sabes que te amo,
perdona mi deslealtad y mi traición.

Señor, ¡Tú que lo sabes todo!

Tú sabes que te amo.

¡Feliz Navidad!

Miguel Lira y Esposa

Valor


La semilla no puede saber lo que va a pasar: nunca ha conocido a la flor y ni siquiera puede creer que contiene el potencial de transformarse en algo semejante, en una hermosa flor. El viaje es largo, y siempre resulta más seguro no emprenderlo porque el camino es desconocido, nada está garantizado. Mil y uno son los riesgos del trayecto, muchas son las trampas; y la semilla está segura, escondida dentro de su dura coraza.

Pero la semilla lo intenta, hace un esfuerzo se deshace de la protectora cáscara, que es su seguridad, y empieza a moverse. Inmediatamente comienza la batalla: la lucha contra el suelo, las piedras, las rocas. La semilla era muy dura pero el brote será muy, muy blando, y los peligros serán muchos. No había peligro para la semilla; hubiera podido sobrevivir durante milenios. Sin embargo, para el brote existen innumerables peligros: brota hacia lo desconocido, hacia el sol, hacia la fuente de luz, sin saber dónde, sin saber por qué.

La cruz que ha de ser transportada es grande, pero la semilla está dominada por un sueño y, entonces, se mueve. Lo mismo es el camino para el hombre. Es arduo y requerirá mucho valor.

Osho.

Amistad


Vuestro amigo es la respuesta a vuestras necesidades.
El es el campo que sembráis con amor y cosecháis con agradecimiento.
El es vuestra mesa y el fuego de vuestro hogar.
Porque os acercáis a él con vuestro hambre, y le buscáis sedientos de paz.

Cuando vuestro amigo os manifieste su pensamiento, no temáis el “no” en vuestra cabeza, ni retengáis el “si”.
Y cuando él permanezca en silencio, que vuestro corazón no deje de oír su corazón.
Porque en la amistad, todos los pensamientos, todos los deseos, todas las esperanzas nacen y se comparten con gozo y sin alardes.

Cuando os alejéis de vuestro amigo, no sintáis dolor.
Porque lo que más amáis en él quizá esté más claro en su ausencia, igual que la montaña es más clara desde el llano para el que quiere subirla.

Y no permitas que haya en la amistad otro interés que el que os lleve a profundizar en el espíritu.
Porque el amor que no busca más que la revelación de su propio misterio no es amor, sino una red tendida que sólo recoge la pesca inútil.

Que lo mejor de vosotros sea para vuestro amigo.
Si ha de conocer el flujo de vuestra marea, que también conozca su reflujo.
Porque, ¿qué amigo sería aquél que tuvierais que buscaros para matar las horas?
Buscadlo para vivir las horas.
Porque existe para colmar vuestra necesidad, no vuestro vacío.

Y haced que en la dulzura de la amistad haya risas y placeres compartidos.
Porque en el rocío de las cosas pequeñas, el corazón encuentra su alborada y se refresca.

Jalil Gibran

Vuestros hijos no son vuestros hijos.



Son los hijos y las hijas del anhelo de la vida, ansiosa por perpetuarse.

Por medio de vosotros se conciben, mas no de vosotros.
Y aunque estén a vuestro lado, no os pertenecen.

Podéis darles vuestro amor; no vuestros pensamientos: porque ellos tienen sus propios pensamientos.

Podéis albergar sus cuerpos; no sus almas: porque sus almas habitan en la casa del futuro, cerrada para vosotros, cerrada incluso para vuestros sueños.

Podéis esforzaros por ser como ellos, más no tratéis de hacerlos como vosotros; porque la vida no retrocede ni se detiene en el ayer.

Sois el arco desde el que vuestros hijos son disparados como flechas vivientes hacia lo lejos.
El Arquero es quien ve el blanco en el camino del infinito, y quien os doblega con Su poder para que Su flecha vaya rauda y lejos. Dejad que vuestra tensión en manos del arquero se moldee alegremente. Porque así como El ama la flecha que vuela, así ama también el arco que se tensa.

Jalil Gibran

miércoles, 16 de diciembre de 2009

DECÁLOGO DE NAVIDAD




Si tienes tristeza, ¡Alégrate!
La Navidad es GOZO
Si tienes enemigos, ¡Reconcíliate!
La Navidad es PAZ
Si tienes amigos, ¡Búscalos!
La Navidad es ENCUENTRO
Si tienes pobres a tu lado, ¡Ayúdalos!
La Navidad es DON
Si tienes orgullosa soberbia, ¡Sepúltala!
La Navidad es HUMILDAD
Si tienes deudas, ¡Págalas!
La Navidad es JUSTICIA
Si tienes maldad y pecado, ¡Arrepiéntete y cambia!
La Navidad es CONVERSIÓN Y GRACIA
Si tienes tinieblas, ¡Enciende tu farol!
La Navidad es LUZ
Si tienes errores, ¡Reflexiona!
La Navidad es VERDAD
Si tienes resentimientos, ¡Olvídalos!
La Navidad es AMOR

MI REGALO


Richard Bach
Ahora ha llegado el momento que abras tu regalo. Los regalos de vidrio y hojalata duran sólo un día y luego desaparecen. Yo tengo un regalo mucho mejor para ti.
Es un anillo que quiero que lleves. Brilla con una luz especial y nadie te lo puede quitar, tampoco puede ser destruído.
Tú eres la única persona en el mundo que puede ver el anillo que hoy te entrego, así como yo era el único que podía verlo cuando era mío.
El anillo te dá un nuevo poder.
Con él te elevarás hasta las alas de todos los pájaros que vuelan, verás a través de sus ojos de oro, tocarás el viento que estremece sus suaves plumas y conocerás el gozo de alejarte del mundo y sus preocupaciones.
Podrás quedarte en el cielo
todo el tiempo que quieras, pasar allí la noche, contemplar el amanecer y, cuando sientas deseos de regresar, tus preguntas tendrán
respuestas y tus preocupaciones habrán desaparecido.
Como todo lo que no puede ser tocado con las manos o visto con los ojos, tu regalo adquiere mayor poder a medida que lo usas.
Quizás al comienzo sólo te lo pongas al aire libre, mientras observas el pájaro con el que vuelas. Pero más tarde, si lo sabes usar, te guiará hasta pájaros a los que no puedes ver, y por último descubrirás que no necesitas ni anillo ni pájaro para volar sobre las quietas nubes.
Y cuando llegue ese día, deberás dar tu regalo a alguien que sepas que lo usará bien, alguien capaz de aprender que las únicas cosas importantes son las que están hechas de alegría y verdad, y no de vidrio y hojalata.
No puedo viajar, porque ya estoy contigo. No eres pequeño porque has crecido jugando entre tus vidas como lo hemos hecho todos, por el gozo de vivir.
No tienes cumpleaños porque has vivido siempre; nunca naciste y nunca morirás. No eres hijo de aquéllos a quienes llamas padre y madre, sino su compañero de aventuras en un luminoso viaje que nos lleva a entender las cosas que existen.
Todo regalo de un amigo es un deseo de felicidad y lo mismo ocurre con este anillo.
Viaja libre y feliz más allá de los cumpleaños, por encima de la palabra "siempre", y nos encontraremos alguna que otra vez, cuando así lo deseemos, en medio de la única celebración que no puede terminar.

SE ACERCA UN NUEVO AÑO



Dicen que cuando se acerca fin de año los ángeles curiosos se sientan al borde de las nubes a escuchar los pedidos que llegan desde la tierra.
- ¿Qué hay de nuevo? -pregunta un ángel pelirrojo, recién llegado.
Lo de siempre: amor, paz, salud, felicidad...- contesta el ángel más viejo.

Y bueno, todas esas son cosas muy importantes.

Lo que pasa es que hace siglos que estoy escuchando los mismos pedidos y aunque el tiempo pasa los hombres no parecen comprender que esas cosas nunca van a llegar desde el cielo, como un regalo.

¿Y qué podríamos hacer para ayudarlos? - Dice el más joven y entusiasta de los ángeles.
¿Te animarías a bajar con un mensaje y susurrarlo al oído de los que quieran escucharlo? - pregunta el anciano.

Tras una larga conversación se pusieron de acuerdo y el ángel pelirrojo se deslizó a la tierra convertido en susurro y trabajó duramente mañana, tarde y noche, hasta 1os últimos minutos del último día del año.

Ya casi se escuchaban las doce campanadas y el ángel viejo esperaba ansioso la llegada de una plegaria renovada. Entonces, luminosa y clara, pudo oír la palabra de un hombre que decía:
"Un nuevo año comienza. Entonces, en este mismo instante, empecemos a recrear un mundo distinto, un mundo mejor:
sin violencia, sin armas, sin fronteras, con amor, con dignidad; con menos policías y más maestros, con menos cárceles y más escuelas, con menos ricos y menos pobres.

Unamos nuestras manos y formemos una cadena humana de niños, jóvenes y adultos, hasta sentir que un calor va pasando de un cuerpo a otro, el calor del amor, el calor que tanta falta nos hace.

Si queremos, podemos conseguirlo, y si no lo hacemos estamos perdidos, porque nadie más que nosotros podrá construir nuestra propia felicidad".

Desde el borde de una nube, allá en el cielo, dos ángeles cómplices sonreían satisfechos.


Del libro: "Cuentos para Niños de 8 a 108 II" - Pancho Aquino

JESÚS, EL DULCE, VIENE...


Juan Ramón Jiménez

Jesús, el dulce, viene...
Las noches huelen a romero...
¡Oh, qué pureza tiene
la luna en el sendero!

Palacios, catedrales,
tienden la luz de sus cristales
insomnes en la sombra dura y fría...
Mas la celeste melodía
suena fuera...
Celeste primavera
que la nieve, al pasar, blanda, deshace,
y deja atrás eterna calma...

¡Señor del cielo, nace
esta vez en mi alma!

FELÍZ NAVIDAD Y PROSPERO AÑO NUEVO A TODOS ¡¡¡¡


Hasta que uno no sienta la verdadera alegría de Navidad, no existe. Todo lo demás es apariencia - muchos adornos. Porque no son los adornos, no es la nieve. No es el árbol, ni la chimenea. La Navidad es el calor que vuelve al corazón de las personas, la generosidad de compartirla con otros y la esperanza de seguir adelante.