sábado, 19 de septiembre de 2009

El destino


- Erase una vez 3 árboles pequeños en la cumbre de una montaña que soñaban sobre lo que querían llegar a ser cuando fueran grandes.

- El primer arbolito miro hacia las estrellas y dijo:

- Yo seré el baúl más hermoso del mundo, para poder guardar tesoros. Quiero estar repleto de oro y estar lleno de piedras preciosas.

- El segundo arbolito miro un pequeño arroyo dirigiéndose al océano y dijo:

- Yo quiero viajar a través de aguas temibles y llevar reyes poderosos sobre mi. Yo seré el barco mas importante del mundo".

- El tercer arbolito miro hacia el valle que estaba abajo de la montaña y vio a hombres y mujeres trabajando.

- "Yo no quiero irme de la cima de la montaña nunca. Quiero crecer tan alto que cuando la gente del pueblo me mire, levanten su mirada al cielo y piensen en Dios. Yo seré el árbol mas alto del mundo".

Los años pasaron. Llovió, brillo el sol y los pequeños árboles crecieron mucho.

Un día, 3 leñadores subieron a la cumbre de la montaña y derribaron los 3 árboles.

- El primer árbol se emociono cuando el leñador lo llevo a una carpintería, pero el carpintero lo convirtió en una caja de alimento para animales de granja. Aquel árbol hermoso no fue cubierto con oro, ni lleno de tesoros sino que fue cubierto con polvo de la cortadora y lleno con alimento para animales de granja.

- El segundo árbol sonrío cuando el leñador lo llevó cerca de un embarcadero, pero ningún barco imponente fue construido ese día. En lugar de eso aquel árbol fuerte fue cortado y convertido a un simple bote de pesca, era demasiado chico y débil para navegar en el océano, ni siquiera en un río, y fue llevado a un pequeño lago.

- Pero una noche, una luz de estrella dorada alumbro al primer árbol cuando una joven mujer puso a su hijo recién nacido en la caja de alimento.

- "Yo quisiera haberle podido hacer una cuna al bebe", le dijo su esposo a la mujer, la madre le apretó la mano y sonrío, mientras la luz de la estrella alumbraba a la madera suave y fuerte de la cuna.

- Y la mujer dijo, "este pesebre es hermoso". Y de repente, el primer árbol supo que contenía el tesoro mas grande del mundo.

- Una tarde, un viajero cansado y sus amigos subieron a un viejo bote de pesca. El viajero se quedo dormido mientras el segundo árbol navegaba tranquilamente hacia adentro del lago. De repente, una impresionante y aterradora tormenta llego al lago, el pequeño árbol se lleno de temor, sabía que no tenía la fuerza suficiente para llevar a todos esos pasajeros a la orilla a salvo con ese viento y lluvia.

El hombre cansado se levantó, y alzando su mano dijo, "calma". La tormenta se detuvo tan rápido como comenzó. Y de repente el segundo árbol supo que en el estaba navegando el Rey del cielo y de la tierra.

- Un viernes en la mañana el tercer árbol se extrañó cuando sus tablas fueron tomadas de un almacén de madera olvidado. Se asustó al ser llevado a través de una impresionante multitud de personas enojadas. Se llenó de temor cuando unos soldados clavaron las manos de un hombre en su madera. Se sintió feo, áspero y cruel.

Pero un domingo en la mañana, cuando el sol brilló y la tierra tembló con júbilo debajo de su madera, el tercer árbol supo que el amor de Dios había cambiado todo. Esto hizo que el árbol se sintiera fuerte, y cada vez que la gente pensara en el tercer árbol, ellos pensarían en Dios. Eso era mucho mejor

que ser el árbol mas alto del mundo.i alguna vez te sentiste deprimido porque no sucedió lo que tu querías, solo

siéntete firme, y se feliz porque Dios esta pensando en algo mejor para

darte!

57 centavos


LO QUE DIOS PUEDE HACER CON 57 CENTAVOS

Una historia real

Una sollozante niña se detuvo cerca de una pequeña iglesia de la cual se había retirado porque estaba colmada de gente.

"No puedo ir a la escuela bíblica", le decía al Pastor entre sollozos mientras él pasaba por allí.

Viéndola andrajosa y desgreñada, el Pastor supuso lo que estaba sucediendo y tomándola de la mano la

llevó adentro, donde encontró un lugar para ella en la clase.

La niña se sintió tan conmovida que esa noche se fue a la cama pensando en los niños que no tenían un lugar donde adorar a Jesús.

Dos años más tarde esta niña falleció en uno de los edificios pobres de la vecindad y sus padres llamaron al bondadoso Pastor, quien había protegido a su hija,para que se encargase de los arreglos finales.

Mientras el pobre cuerpecito de la niña era movido, un viejo bolso arrugado fue hallado, el cual parecía haber sido extraído de algún depósito de desperdicios.En su interior se encontraron 57 centavos y una nota escrita rápidamente con letra infantil, la cual decía:"Esto es para ayudar a agrandar la pequeña

iglesia, demodo que más niños puedan ir a la escuela del templo".

Durante dos años ella había ahorrado para esta ofrenda de amor.

Cuando el Pastor, lleno de lágrimas, leyó la nota él supo de inmediato lo que debía hacer. Llevando la

nota y el agrietado bolso rojo al púlpito, contó la historia de la devoción y amor desprendido de la niña.

El desafió a sus diáconos a que se encargaran de conseguir fondos para la ampliación del templo. Pero

el relato no concluye aquí.

Los dueños de un periódico se enteraron de lo que ocurrió y publicaron la historia. Esta fue leída por un corredor de bienes raíces quien les ofreció una parcela de tierra valorada en miles de dólares. Cuando

supo que la iglesia no podía pagar tanto, la ofreció por 57centavos. Los miembros de la iglesia hicieron largas subscripciones.

Llegaron cheques de todas partes.

En el transcurso de cinco años el obsequio de la pequeña se había incrementado a US$250,000.00 -Una

fuerte suma para ese tiempo (a inicios de siglo).

Su desprendido amor había pagado grandes dividendos.

Cuando vayan a la ciudad de Filadelfia busquen el templo Bautista, el cual cuenta con una capacidad

para 3,300 personas, y el templo de la Universidad, donde cientos de estudiantes son instruidos. Den le

también una mirada al Hospital del Buen Samaritano y a la escuela de la iglesia, la cual alberga a cientos de escolares para que ningún niño de la zona tenga alguna vez que quedarse afuera a la hora del estudio de la Biblia.

En una de las habitaciones de este edificio puede verse un cuadro del dulce rostro de la pequeña niña, cuyos 57 centavos, ahorrados con tanto sacrificio, hicieron esta memorable historia. Al lado de él hay un retrato de su bondadoso Pastor, Dr. Russel H.Conwell, autor del libro "Acres de Diamantes"; una historia real.

Que nos demuestra LO QUE DIOS PUEDE HACER CON 57 CENTAVOS

Las estrellas del mar


Cierto día , caminando por la playa reparé en un hombre que se agachaba a cada momento, recogía algo de la arena y lo lanzaba al mar . Hacía lo mismo una y otra vez.

Tan pronto como me aproximé me di cuenta de que lo que el hombre agarraba eran estrellas de mar que las olas depositaban en la arena, y una a una las arrojaba de nuevo al mar.

Intrigado , lo interrogué sobre lo que estaba haciendo, a lo cual me respondió :

Estoy lanzando estas estrellas marinas nuevamente al océano.

Como ves , la marea es baja y estas estrellas han quedado en la orilla si no las arrojo al mar morirán aquí por falta de oxígeno.

Entiendo, le dije, pero debe haber miles de estrellas de mar sobre la playa.

No puedes lanzarlas a todas. Son demasiadas . Y quizás no te des cuenta de que esto sucede probablemente en cientos de playas a lo largo de la costa ¿no estás haciendo algo que no tiene sentido ?

El nativo sonrió , se inclinó y tomó una estrella marina y mientras la lanzaba de vuelta al mar me respondió: ¡ para esta si lo tuvo !

Cada E-mail de estos es una estrella que arrojo al mar...

Sé que en este mundo complicado, trastocado, acelerado, equivocado, un gesto de ternura y solidaridad no alcanza...

Nada puedo hacer para solucionar las penas del mundo pero mucho puedo hacer para ayudar en el pedacito de mundo que me toca.

Si alguna vez pude a través de estos mails, hacerte sonreír, llorar, emocionar, reflexionar... entonces eres una de esas estrellas que ha vuelto al mar a contarle a las otras que la bondad existe, que de los momentos límite también se sale, que todavía existen seres que creen en los demás...

La rosa de rike


El poeta alemán Rilke vivió un tiempo en París. En su trayecto a la universidad, todos los días, pasaba

junto a una amiga francesa, por una calle muy frecuentada.

En una esquina de esta calle, estaba siempre una mujer que pedía limosna a los transeúntes. la mujer se

sentaba siempre en el mismo lugar, inmóvil como una estatua, con la mano extendida y los ojos fijos en el

piso. Rilke nunca le daba nada... mientras que su compañera solía darle alguna moneda.

Un día, la joven francesa, asombrada, le preguntó al poeta: ¿por qué nunca le das nada a esta pobrecilla?

Le tendríamos que regalar algo a su corazón, no solo a sus manos, respondió el poeta. Al día siguiente, Rilke llegó con una espléndida rosa, la puso en la mano de la mujer y se disponía a continuar el camino.

Entonces sucedió algo inesperado... la mujer alzó su vista, miró al poeta, se levantó como pudo del piso,

tomo su mano y la besó... luego se fue, estrechando la rosa contra su cuerpo.

Durante una semana nadie la volvió a ver. Pero ocho días después, la mendigo apareció de nuevo sentada en la misma esquina, silenciosa e inmóvil como siempre.

"¿De qué habrá vivido todos estos días que no recibió nada?"-preguntó la joven francesa. "de la rosa"

respondió el poeta

No hay mal que por bien no venga.


Erase un rey que un dia paseando su caballo lo tiro y este se rompio un brazo.

Entonces un campesino que pasaba lo fue a auxiliar.

El rey se encontraba enfurecido por su mala suerte y por el dolor de la fractura.

El campesino trato de calmarlo y le dijo .- no se moleste por lo ocurrido no hay mal que por bien no venga

.- Deja de decir estupideces, le contesto el rey, y lo aparto de si , con brusquedad.

.- Es verdad lo que digo mi rey, no hay mal que por bien no venga.

.- Como va a ser bueno que me haya roto un brazo. Contesto encolarizado y entonces echo a un pozo profundo al campesino.

El rey se volvio a montar en su caballo, en eso una turba de ladrones fanaticos lo capturo y tras recorrer muchos kilometros, ya en su guarida decidierón sacrificar al rey para sus dioses.

Pero en eso uno de ellos se dio cuenta que el rey tenia el brazo roto el líder entonces dijo .- no podemos sacrificar a este hombre porque su cuerpo es inperfecto, nuestros dioses no nos perdonarian, ofrecer la vida de este invalido, nuestro dios desea cuerpos perfectos. Y entonces lo dejarón ir.

El rey comprendió que su vida la había salvado gracias a que se había roto el brazo, cuanta razón había tenido aquel campesino, y que mal había echo al tirarlo a un pozo.

Asi que regreso, y saco al campesino del pozo y le pidio perdón y el campesino al escuchar la historia del rey le dijo

.- No se preocupe no tengo nada que perdonar, no hay mal que por bien no venga.

.- Como puedes decir eso después de que te pague con un mal, tu sabio consejo.

El campesino sonrio, .- si usted mi rey no me hubiera tirado al pozo, los ladrones fanaticos nos hubieran capturado a los dos, y a quien cree usted que hubieran sacrificado.

No hay mal que por bien no venga. Por algo suceden los cosas.

Tres consejos


SOLO POR HOY NO TE ENOJES SOLO POR HOY NO ESTES TRISTE O PREOCUPADO GANA HONESTAMENTE TU PAN HONRA A TUS PADRES, MAESTROS Y ANCIANOS VENERA TODA FORMA DE VIDA" (Mikao Usui)

Una pareja de recién casados, era muy pobre y vivía de los favores de un pueblito del interior. Un día el marido le hizo la siguiente propuesta a su esposa:

"Querida yo voy a salir de la casa, voy a viajar bien lejos, buscar un empleo y trabajar hasta tener condiciones para regresar y darte una vida mas cómoda y digna. No se cuanto tiempo voy a estar lejos, solo te pido una cosa, que me esperes y mientras yo este lejos, seas fiel a mi, pues yo te seré fiel a ti."

Así, siendo joven aun. Camino muchos días a pie, hasta encontrar un hacendado que estaba necesitando de e alguien para ayudarlo en su hacienda.

El joven llego y se ofreció para trabajar y fue aceptado.

Pido hacer un trato con su jefe, el cual fue aceptado tambien. El pacto fue el siguiente:

"Déjeme trabajar por el tiempo que yo quiera y cuando yo encuentre que debo irme , el señor me libera de mis obligaciones: Yo no quiero recibir mi salario. Le pido al señor que lo coloque en una cuenta de ahorro hasta el día en que me vaya. El día que yo salga. ud me dará el dinero que yo haya ganado."

Estando ambos de acuerdo. Aquel joven trabajo durante 20 años, sin vacaciones y sin descanso.

Después de veinte años se acerco a su patrón y le dijo: "patrón, yo quiero mi dinero, pues quiero regresar a mi casa."

El patrón le respondió: "Muy bien, hicimos un pacto y voy a cumplirlo, solo que antes quiero hacerte una propuesta, esta bien? Yo te doy tu dinero y tu te vas, o te doy tres consejos y no te doy el dinero y te vas. Si yo te doy el dinero, no te doy los consejos y viceversa. Vete a tu cuarto, piénsalo y después me das la respuesta."

El pensó durante dos días, busco al patrón y le dijo: "QUIERO LOS TRES CONSEJ OS"

El patrón le recordó: "Si te doy los consejos, no te doy el dinero." Y el empleado respondió: "Quiero los consejos"

EL patrón entonces le aconsejo:

1. "NUNCA TOMES ATAJOS EN TU VIDA. Caminos mas cortos y desconocidos te pueden costar la vida.

2. NUNCA SEAS CURIOSO DE AQUELLO QUE REPRESENTE EL MAL, pues la curiosidad por el mal puede ser fatal.

3. NUNCA TOMES DECISIONES EN MOMENTOS DE ODIO Y DOLOR, pues puedes arrepentirte demasiado tarde.

Después de darle los consejos, el patrón le dijo al joven, que ya no era tan joven, así:

- "AQUÍ TIENES TRES PANES, dos para comer durante en viaje y el tercero es para comer con su esposa cuando llegues a tu casa."

El hombre entonces, siguió su camino de vuelta, de veinte años lejos de su casa y de su esposa que el tanto amaba. Después del primer día de viaje, encontró una persona que lo saludo y le pregunto:

"Para donde vas?" El le respondió: - "Voy para un camino muy distante que queda a mas de veinte días de caminata por esta carretera." La persona le dijo entonces: - "Joven, este camino es muy largo, yo conozco un atajo con el cual llegaras en pocos días". El joven contento, comenzó a caminar por el atajo, cuando se acordó del primer consejo, entonces volvió a seguir por el camino normal. Días después supo que el atajo llevaba a una emboscada.

Después de algunos días de viaje, y cansado al extremo, encontró una pensión a la vera de la carretera, donde poder hospedarse. Pago la tarifa por día y después de tomar un baño se acostó a dormir. De madrugada se levanto asustado con un grito aterrador. Se levanto de un salto y se dirigió hasta la puerta para ir a donde escucho el grito.

Cuando estaba abriendo la puerta. Se acordó del segundo consejo. Regreso y se acostó a dormir. Al amanecer, después de tomar café, el dueño de la posada le pregunto sino había escuchado el grito y

el le contesto que si lo había escuchado. El dueño de la posada de pregunto: Y no sintió curiosidad? El le contesto que no. A lo que el dueño les respondió Ud. es el primer huésped que sale vivo de aquí, pues mi único hijo tiene crisis de locura, grita durante la noche y cuando el huésped sale, lo mata y lo entierra en el quintal.

El joven siguió su larga jornada, ansioso por llegar a su casa. Después de muchos días y noches de caminata. ya al atardecer, vio entre los árboles humo saliendo de la chimenea de su pequeña casa,

camino y vio entre los arbustos la silueta de su esposa. Estaba anocheciendo, pero alcanzo a ver que ella no estaba sola. Anduvo un poco mas y vio que ella tenia en sus piernas, un hombre al que estaba

acariciando los cabellos. Cuando vio aquella escena, su corazón se lleno de odio y amargura y decidió correr al encuentro de los dos y matarlos sin piedad. Respiro profundo, apresuro sus pasos, cuando recordó el tercer consejo. Entonces se paro y reflexiono, decidió dormir ahí mismo aquella noche y al día siguiente tomar una decisión. Al amanecer ya con la cabeza fría , el dijo:

- "NO VOY A MATAR A MI ESPOSA".

Voy a volver con mi patrón y a pedirle que me acepte de vuelta. Solo que antes , quiero decirle a mi esposa que siempre le fui fiel a ella." Se dirigió a la puerta de la casa y toco. Cuando la esposa le abre la puerta y lo reconoce, se cuelga de su cuello y lo abraza afectuosamente. El trata de quitársela de arriba, pero no lo consigio. Entonces con lagrimas en los ojos y le dijo: - "Yo te fui fiel y tu me traicionaste... Ella espantada le responde: - "Como? yo nunca te traicione, te espere durante veinte años. El entonces le pregunto:

- "Y quien era ese hombre que acariciabas ayer por la tarde?

Y ella le contesto: - "AQUEL HOMBRE ES NUESTRO HIJO. Cuando te fuiste, descubrí que estaba embarazada. Hoy el tiene veinte años de edad.

Entonces el marido entro, conoció, abrazo a su hijo y les contó toda su historia, en cuanto su esposa preparaba la cena. Se sentaron a comer el ultimo pan juntos.

DESPUÉS DE LA ORACIÓN DE AGRADECIMIENTO, CON LAGRIMAS DE EMOCIÓN, el partió el pan y al abrirlo, se encontró todo su dinero, el pago de sus veinte años de dedicación.

Muchas veces creemos que los atajos "quemar etapas" y nos ayudan a llegar mas rápido , lo que no siempre es verdad...

Muchas veces somos curiosos, queremos saber de cosas que ni nos dan respeto y no nos traen nada de bueno Otras veces reaccionamos movidos por el impulso , en momentos de rabia , y después falta y

tardíamente nos arrepentimos...

Espero que tu, así como yo, no te olvides de estos consejos, no te olvides también de CONFIAR (aunque tengas muchos motivos para desconfiar) en esta semana y siguientes.

Refinados como la plata


Hace ya tiempo un grupo de señoras se reunieron en cierta ciudad para estudiar la Biblia.

Mientras que leían el tercer capítulo de Malaquías, encontraron una expresión notable en el tercer versículo que decía:

"Él purificará... y los refinará como se hace con la plata" (Mal. 3,3).

Una de las señoras propuso visitar un platero y reportarles a las demás lo que él dijera sobre el tema.

Ella fue y sin decir el objeto de su diligencia, pidió al platero que le dijera sobre el proceso de refinar la plata.

Después de que el platero describiera el proceso, ella le preguntó: "Señor, ¿usted se sienta mientras que está en el proceso de la refinación?"

- "Oh, sí señora", contestó el platero; "debo sentarme con el ojo fijo constantemente en el horno, porque si el tiempo necesario para la refinación se excede en el grado más leve, la plata será dañada".

La señora inmediatamente vio la belleza y el consuelo de la expresión: "Él purificará... y los refinará como se hace con la plata"

Dios ve necesario poner a sus hijos en un horno, su ojo es constantemente atento en el trabajo de la purificación, y su sabiduría y amor obran juntos en la mejor manera para nosotros. Nuestras pruebas no vienen al azar, y Él no nos dejará ser probados más allá de lo que podemos sobrellevar.

La señora hizo una pregunta final: "¿Cuándo sabe que el proceso está completo?"

- "Pues es muy sencillo", contestó el platero, "Cuando puedo ver mi propia imagen en la plata, se acaba el proceso de refinación".

Conversacion


Esta es una conversación entre (D)Dios y (C)Carlos leela es muy ilustrativa,quiza un poco larga. Agradezco el tiempo que te tomas en leerla.

C: PADRE NUESTRO QUE ESTAS EN EL CIELO

D: ¿Sí?

C: No me interrumpas, estoy orando.

D: Pero, tú me llamaste

C: ¿Te llamé? Yo no te llamé, estoy rezando el PADRE NUESTRO QUE ESTAS EN EL CIELO

D: Ves lo hiciste otra vez

C: ¿Hice qué?

D: Me llamaste. Dijiste PADRE NUESTRO QUE ESTAS EN EL CIELO. Aquí estoy , ¿qué traes en mente?

C: No quise decir nada con eso. Yo estaba, sabes, solo diciendo mis oraciones diarias. Siempre rezo la

oración que el Señor nos enseñó. Me hace sentir bien, algo así como que estoy cumpliendo con mi obligación.

D: Muy bien síguele.

C: SANTIFICADO SEA TU NOMBRE

D: Detente, ¿Qué quieres decir con eso?

C: ¿Con qué?

D: Con SANTIFICADO SEA TU NOMBRE

C: Significa.significa.Santo Dios. No sé lo que significa. ¿Cómo iba yo a saberlo? , solo es parte de mi oración. Por cierto ¿Qué significa?

D: Significa ¡Glorioso, Santo, Maravilloso!

C: Ahora lo entiendo, nunca había pensado en lo que Santificado quería decir. VENGA A NOSOTROS TU REINO, HAGASE TU VOLUNTAD EN LA TIERRA COMO EN EL CIELO.

D: ¿En verdad quieres decir eso?

C: Por supuesto, ¿porqué no?

D: ¿Qué vas a hacer al respecto?

C: ¿Hacer? Nada. Supongo que solo pienso que sería mejor que tu tomaras el control de todo aquí abajo así como lo tienes allá arriba.

D: ¿Tengo control de ti?

C: Bueno, yo voy a la iglesia

D: Eso no es lo que te pregunté, ¿qué hay del hábito de lujuria que tienes?, ¿y tu mal carácter? Ahí tienes

un problema real, sabes. Y la forma de gastarte todo tu dinero en ti mismo. ¿Y que del tipo de libros que lees?

C: Párale, párale. Soy solo tan bueno como algunos del resto de hipócritas que dizque van a la iglesia.

D: Perdóname, yo pensé que estabas rezando que se hiciera MI VOLUNTAD. Si eso ha de pasar, tendrá que empezar con los que lo están pidiendo. Cómo tú por ejemplo.

C: Bien, bien creo que tengo algunas mañitas ahora que lo mencionas, y podría mencionar algunas cositas más también yo. No había pensado mucho en eso. Hastaahora me gustaría realmente cortarle algunas de esas cosas. Me gustaría. tú sabes ser realmente libre.

D: Bien ya estamos logrando algo, trabajando juntos tú y yo podemos verdaderamente ganar muchas victorias. Estoy orgulloso de ti.

C: Mira Señor, necesito terminar aquí, me esta llevando más tiempo de lo normal. DANOS HOY NUESTRO PAN DE CADA DIA.

D: Necesitas cortarle al pan, ya estas pasado un poco de peso.

C: ¡Un momento! ¿Qué es esto? ¿Criticándome a mí? , aquí estaba yo cumpliendo mis obligaciones religiosas y de repente te metes y me recuerdas todos mis malos hábitos. Hacer oración es algo peligroso, podrías salir cambiado,sabes.

D: Eso es lo que estoy tratando de comunicarte. Tú me llamaste y aquí estoy. Es muy tarde para pararle aquí.

Sigue orando, estoy interesado en lo que sigue de tu oración, bien síguele.

C: Me da miedo hacerlo

D: ¿Miedo de qué?

C: Es que ya sé lo que vas a decir.

D: Pruébame y verás

C: PERDONA NUESTRAS OFENSAS COMO TAMBIEN NOSOTROS PERDONAMOS A LOS QUE NOS OFENDEN

D: ¿Qué me dices de Memo?

C: Ya sabía que lo mencionarías. Porqué Señor?, ha dicho mentiras de mí, me ha robado algún dinero, nunca me pagó esa deuda, he jurado que me la cobraría.

D: Pero , ¿y tu oración? ¿qué hay de ella?

C: No la dije en serio

D: Bueno al menos eres franco, pero no es muy divertido cargar a todas partes con tu amargura ¿ o si lo es?

C: No, pero tan pronto como me las cobre me sentiré mejor. Que si tengo planes para ese Memo. Más le valdría no haberme hecho daño.

D: No te sentirás mejor, te sentirás peor . La venganza no es dulce, piensa en lo infeliz que ya eres. Yo puedo cambiar todo eso.

C: ¿Tu puedes?, ¿cómo?

D: Perdona a Memo. Entonces te perdonaré y el odio y el pecado serán problema será de Memo y no tuyos.

Podrás perder el dinero, pero habrás calmado tu corazón.

C: Pero Señor, no puedo perdonarlo.

D: Entonces no puedo perdonarte.

C: Tienes razón como siempre. Y más que vengarme de Memo yo quiero estar bien contigo , bueno, bueno, lo perdono. Ayúdalo Señor a encontrar el camino correcto de la vida, y ahora que lo pienso, tiene la tendencia a ser muy miserable. Alguien que vive haciendo a otros esas cosas debe estar muy emproblemado en su interior.

Te ruego que de alguna forma alguien le muestre el camino correcto.

D: Ves ¡Maravilloso! ¿Cómo te sientes?

C: Hmm. No mal, nada mal. De hecho me siento estupendo. Sabes pienso que no me iré tenso a dormir esta noche por primera vez en mucho tiempo. Quizá ya no me sienta cansado pues no estaba descansando lo suficiente.

D: Todavía no terminas tu oración, síguele.

C: Esta bien Y NO NOS DEJES CAER EN LA TENTACION, y LIBRANOS DEL MAL. Bien , bien eso haré precisamente.

D: Y tú aléjate de las ocasiones y lugares en que puedas caer en la tentación.

C: ¿Qué me quieres decir con eso?

D: Ya no te acerques más a los "puestos" donde venden Playboy. Cambia algunas amistades, algunos de tus llamados "amigos" te están empezando a convencer.

Presumen que se están divirtiéndo mucho, pero para ti sería destructivo. Y no me uses como último recurso.

C: No te entiendo.

D: Sí me entiendes. Lo has hecho muchas veces. Te >metes en problemas y vienes a mi corriendo "Señor ayúdame a salir de este enredo y te prometo no volverlo a hacer" ¿ te acuerdas de algunos de estos regateos que trataste de hacerme?

C: Sí y me da pena. Señor, en verdad me da vergüenza.

D: ¿De cuáles regateos te acuerdas?

C: Bueno, cuando la vecina me vió saliendo de la cantina y yo le había dicho a mi esposa que tenia una

reunión en la oficina. Me acuerdo de haberte pedido :

"Señor, que no le diga a mi esposa donde estuve y te prometo que voy a ir a la iglesia todos los domingos".

D: Ella no se le contó a tu esposa, pero tu no cumpliste tu promesa, ¿No fue así?

C: Lo siento Señor , en serio. Hasta el día de hoy pensaba que con rezar era suficiente, nunca esperé que tu me contestaras así mi oración.

D: Debo decirte algo más, debes alejarte de la Televisión/Internet....., sabes que miras cosas que no debes, todo esta lleno de insinuaciones y mensajes que van sembrando en ti deseos equivocados que no le ayudan a tu matrimonio....especialmente los Sábados por la noche!!!!!.........o piensas que no te veo

cuando lo haces?..

C: Perdoname....

D: Síguele y termina tu oración.

C: PORQUE TUYO ES EL REINO, EL PODER Y LA GLORIA POR SIEMPRE , AMEN

D: ¿Sabes que me daría Gloria?, ¿Qué me haría realmente feliz?

C: No, pero me gustaría saberlo. Yo quiero agradarte.

Ahora ya puedo ver lo bueno que sería que yo fuera un seguidor tuyo.

D: ¡Acabas de contestar la pregunta!!

C: ¿Lo hice?

D: Sí, lo que me daría gloria es tener gente como tú que en verdad me amen y me sigan. Ahora que ya han sido expuestos y quitados algunos de esos antiguos pecados, ¿habrá algo que tú y yo no podamos lograr hacer juntos?.

Les pareció un poco largo??..a mi si, pero que tan dificil es para nosotros acercarnos a ese Dios tan puro y recto verdad?...cuando oramos estamos realmente siendo sinceros?....o es solo por cumplir... es más se han dado cuenta de que muchas veces lo llamamos solo para apagar incendios.....ya parece que Nuestro Padre Eterno trabajará en la Defensa Civil......

Cuanto tiempo pasas con EL en oración diariamente???...tal vez 10"...eso es igual al 0,69% del tiempo que EL te regala en el día!!...20" quizas..bueno ahí mejoramos es el 1,38% de todos los minutos del día.......

Saben que cuando escribo esto siento un gran peso por que es insuficiente el tiempo que estoy con

EL.....reflexionemos en esto, talvez muy pronto nos llame......que le diremos cuando nos pregunte con su

inmensa ternura e infinito Amor...¿Por que no me buscabas?....no te diste cuenta acaso de que YO quería vivir en TI!!!!!!!!!!!!!

La ermita


Cuenta una antigua Leyenda Noruega, acerca de un hombre llamado Haakon, quien cuidaba una Ermita. En ella se veneraba un crucifijo de mucha devoción. Este crucifijo recibía el nombre, bien significativo de "Cristo de los Favores". Todos acudían allí para pedirle al Santo Cristo.

Un día el ermitaño Haakon quiso pedirle un favor. Lo impulsaba un sentimiento generoso. Se arrodilló ante la imagen y le dijo:

Señor, quiero padecer por ti. Déjame ocupar tu puesto. Quiero reemplazarte en La Cruz."

Y se quedó fijo con la mirada puesta en la Sagrada Efigie, como esperando la respuesta.

El Crucificado abrió sus labios y habló. Sus palabras cayeron de lo alto, susurrantes y amonestadoras:

"Siervo mío, accedo a tu deseo, pero ha de ser con una condición."

¿Cuál, Señor?, - preguntó con acento suplicante Haakon. ¿Es una condición difícil?. ¡Estoy dispuesto a cumplirla con tu ayuda, Señor!, -respondió el viejo ermitaño.

- Escucha : suceda lo que suceda y veas lo que veas, has de guardar silencio siempre. Haakon contestó:

¡Os, lo prometo, Señor!.

Y se efectuó el cambio. Nadie advirtió el trueque. Nadie reconoció al ermitaño, colgado con los clavos en la Cruz. El Señor ocupaba el puesto de Haakon. Y éste por largo tiempo cumplió el compromiso. A nadie dijo nada.

Los devotos seguían desfilando pidiendo favores.

Pero un día, llegó un rico, después de haber orado, dejó allí olvidada su cartera.

Haakon lo vio y calló. Tampoco dijo nada cuando un pobre, que vino dos horas después, se apropió de la cartera del rico. Ni tampoco dijo nada cuando un muchacho se postró ante él poco después para pedirle su gracia antes de emprender un largo viaje. Pero en ese momento volvió a entrar el rico en busca de la bolsa.

Al no hallarla, pensó que el muchacho se la había apropiado. El rico se volvió al joven y le dijo iracundo: ¡Dame la bolsa que me has robado!.

El joven sorprendido, replicó ¡No he robado ninguna bolsa!. ¡No mientas, devuélvemela enseguida!.

Le repito que no he cogido ninguna bolsa! , afirmó el muchacho. El rico arremetió , furioso contra él.

Sonó entonces una voz fuerte:

¡Deténte! El rico miró hacia arriba y vio que la imagen le hablaba.

Haakon, que no pudo permanecer en silencio, grito, defendió al joven, increpó al rico por la falsa acusación. Este quedó anonadado, y salió de la Ermita. El joven salió también porque tenía prisa para emprender su viaje.

Cuando la Ermita quedó a solas, Cristo Se dirigió a su siervo y le dijo:

"Baja de la Cruz. No sirves para ocupar mi puesto. No has sabido guardar silencio".

Señor, dijo Haakon, ¿Cómo iba a permitir esa injusticia?.

Se cambiaron los oficios. Jesús ocupó la Cruz de nuevo y el ermitaño quedó ante el Crucifijo. El Señor, clavado, siguió hablando:

"Tú no sabías que al rico le convenía perder la bolsa, ues llevaba en ella el precio de la virginidad de una joven mujer. El pobre, por el contrario, tenía necesidad de ese dinero e hizo bien en llevárselo; en cuanto al muchacho que iba a ser golpeado, sus heridas le hubiesen impedido realizar el viaje que para él resultaría fatal. Ahora, hace unos minutos acaba de zozobrar el barco y él ha perdido la vida. Tú no sabías nada. Yo sí sé.

Por eso callo. Y la sagrada imagen del crucificado guardó silencio".

"Dios calla, y cuando habla, sus palabras no destruyen del todo."

Su Divino Silencio, son palabras destinadas a convencernos de que, el misterio del dolor en este caso, seguirá de cualquier modo, siendo un misterio.

Su Divino Silencio, transformado en palabras, nos da el mensaje de:

¡ CONFIAD EN MI, QUE SÉ BIEN LO QUE DEBO HACER! .

Alpinista. fe


Cuentan que un alpinista, desesperado por conquistar el Aconcagua (es el pico mas alto de la Argentina que queda en Mendoza)

Inicio su travesía después de años de preparación, pero quería la gloria para el solo, por lo tanto subió sin compañeros.

Empezó a subir y se le fue haciendo tarde, y mas tarde, y no se había preparado para acampar sino que decidió seguir subiendo.

Decidido a llegar a la cima, finalmente obscureció. La noche cayó con gran pesadez en la altura de la montaña, ya no se podía ver absolutamente nada.

Todo era negro, cero visibilidad, no había luna y las estrellas estaban cubiertas por las nubes.

Subiendo por un acantilado, a solo 100 metros de la cima, se resbaló y se desplomó por los aires... caía a una velocidad vertiginosa, solo podía ver veloces manchas mas oscuras que pasaban en la misma oscuridad y la terrible sensación de ser succionado por la gravedad.

Seguía cayendo... y en esos angustiantes momentos, le pasaron por su mente todos sus gratos y no tan gratos momentos de la vida, el pensaba que iba a morir, sin embargo, de repente sintió un tirón muy fuerte que casi lo parte en dos ...SI, como todo alpinista experimentado, había clavado estacas de seguridad con candados a una larguísima soga que lo amarraba de la cintura.

En esos momentos de quietud, suspendido por los aires, no le quedo mas que gritar: *"AYÚDAME DIOS MIO..."

De repente una voz grave y profunda de los cielos le contesto: *" QUE QUIERES QUE HAGA?"

"Sálvame Dios mío " "REALMENTE CREES QUE TE PUEDA SALVAR? "

"Por supuesto Señor "ENTONCES CORTA LA CUERDA QUE TE SOSTIENE..."

Hubo un momento de silencio y quietud El hombre se aferro mas a la cuerda y reflexionó...

Cuenta el equipo de rescate que al otro día encontraron colgado a un alpinista congelado, muerto, agarrado con fuerza, con las manos a una cuerda... A DOS METROS DEL SUELO...

¿Que tan confiado estas de tu cuerda? ¿Por que no la sueltas?

Bordado de dios


Cuando yo era pequeño, mi mamá solía coser mucho. Yo me sentaba cerca de ella y le preguntaba qué estaba haciendo. Ella me respondía que estaba bordando.

Yo observaba el trabajo de mi mamá desde una posición más baja que donde estaba sentada ella, así que siempre me quejaba diciéndole que desde mi punto de vista lo que estaba haciendo me parecía muy confuso.

Ella me sonreía, miraba hacia abajo y gentilmente me decía: "Hijo, ve afuera a jugar un rato y cuando haya terminado mi bordado te pondré sobre mi regazo y te dejaré verlo desde mi posición" .

Me preguntaba porqué ella usaba algunos hilos de colores oscuros y porqué me parecían tan desordenados desde donde yo estaba. Unos minutos más tarde escuchaba la voz de mi mamá diciéndome: "Hijo, ven y siéntate en mi regazo."

Yo lo hacía de inmediato y me sorprendía y emocionaba al ver la hermosa flor o el bello atardecer en el bordado. No podía creerlo; desde abajo se veía tan confuso.

Entonces mi mamá me decía: "Hijo mío, desde abajo se veía confuso y desordenado, pero no te dabas cuenta de que había un plan arriba. Había un diseño, sólo lo estaba siguiendo. Ahora míralo desde mi posición y sabrás lo que estaba haciendo."

Muchas veces a lo largo de los años he mirado al Cielo y he dicho: "Padre, ¿qué estás haciendo?

El responde: "Estoy bordando tu vida."

Entonces yo le replico: "Pero se ve tan confuso, es un desorden. Los hilos parecen tan oscuros, ¿porqué no son más brillantes?"

El Padre parecía decirme: "Mi niño, ocúpate de tu trabajo haciendo el mío un día te traeré al cielo y te pondré sobre mi regazo y verás el plan desde mi posición. Entonces entenderás..."

Autor desconocido.

Un tradicional cuento sufi


Hace muchos años, en una pobre aldea china, vivía un labrador con su hijo. Su único bien material, aparte de la tierra y de la pequeña casa de paja, era un caballo que había heredado de su padre.

Un buen día el caballo se escapó, dejando al hombre sin animal para labrar la tierra. Sus vecinos, que lo respetaban mucho por su honestidad y diligencia, acudieron a su casa para decirle lo mucho que lamentaban lo ocurrido. El les agradeció la visita, pero preguntó:

-¿Cómo podéis saber que lo que ocurrió ha sido una desgracia en mi vida?

Alguien comentó en voz baja con un amigo: "El no quiere aceptar la realidad, dejemos que piense lo que quiera, con tal de que no se entristezca por lo ocurrido".

Y los vecinos se marcharon, fingiendo estar de acuerdo con lo que habían escuchado.

Una semana después, el caballo retornó al establo, pero no venía solo: traía una hermosa yegua como compañía. Al saber eso, los habitantes de la aldea, alborozados porque sólo ahora entendían la respuesta que el hombre les había dado, retornaron a casa del labrador, para felicitarlo por su suerte.

-Antes tenías sólo un caballo, y ahora tienes dos. ¡Felicitaciones! -dijeron.

-Muchas gracias por la visita y por vuestra solidaridad -respondió el labrador-.

¿Pero cómo podéis saber que lo que ocurrió es una bendición en mi vida?

Desconcertados, y pensando que el hombre se estaba volviendo loco, los vecinos se marcharon, comentando por el camino: "¿Será posible que este hombre no entienda que Dios le ha enviado un regalo?"

Pasado un mes, el hijo del labrador decidió domesticar la yegua. Pero el animal saltó de una manera inesperada, y el muchacho tuvo una mala caída, rompiéndose una pierna.

Los vecinos retornaron a la casa del labrador, llevando obsequios para el joven herido. El alcalde de la aldea, solemnemente, presentó sus condolencias al padre, diciendo que todos estaban muy tristes por lo que había sucedido.

El hombre agradeció la visita y el cariño de todos. Pero preguntó: -¿Cómo podéis vosotros saber si lo ocurrido ha sido una desgracia en mi vida?

Esta frase dejó a todos estupefactos, pues nadie puede tener la menor duda de que el accidente de un hijo es una verdadera tragedia. Al salir de la casa del labrador, comentaban entre sí: "Realmente se ha vuelto loco, su único hijo se puede quedar cojo para siempre y aún duda que lo ocurrido es una desgracia".

Transcurrieron algunos meses y Japón le declaró la guerra a China. Los emisarios del emperador recorrieron todo el país en busca de jóvenes saludables para ser enviados al frente de batalla. Al llegar a la aldea, reclutaron a todos los jóvenes, excepto al hijo del labrador, quien tenía la pierna rota.

Ninguno de los muchachos regresó vivo. El hijo se recuperó, los dos animales dieron crías que fueron vendidas y rindieron un buen dinero. El labrador pasó a visitar a sus vecinos para consolarlos y ayudarlos, ya que se habían mostrado solidarios con él en todos los momentos. Siempre que alguno de ellos se quejaba, el labrador decía: "¿Cómo sabes si esto es una desgracia?" Si alguien se alegraba mucho, él preguntaba: "¿Cómo sabes si eso es una bendición?" Y los hombres de aquella aldea entendieron que, más allá de las apariencias, la vida tiene otros significados.

Paulo Coelho

Cerradura


Un hombre había pintado un lindo cuadro. El día de la presentación al público, asistierón las autoridades locales, fotógrafos, periodistas, y mucha gente, pues se trataba de un famoso pintor, reconocido artista.

Llegado el momento, se tiro el paño que revelaba el cuadro. Hubo un caluroso aplauso.

Era una impresionante figura de Jesús tocando suavemente la puerta de una casa. Jesús parecía vivo. Con el oído junto a la puerta, parecía querer oír si adentro de la casa alguien le respondía.

Hubo discursos y elogios. Todos admiraban aquella preciosa obra de arte.

Un observador muy curioso, encontró una falla en el cuadro. La puerta no tenia cerradura. Y fue a preguntar al artista: " Su puerta no tiene cerradura!

¿Cómo se hace para abrirla? "

"Así es." respondió el pintor. "Esta es la puerta del corazón del hombre."

"Solo se abre por el lado de adentro." Abramos nuestro corazón al amor, a DIOS

La escuela del hambre


Amar a alguien para hacerlo distinto, significa asesinarle. Igor Caruso

Esta historia transcurre en el siglo XVII en Japón durante un período de hambre.

Un campesino que no tenía con qué alimentar a su familia se acuerda de la costumbre que promete una fuerte recompensa al que sea capaz de desafiar y vencer al maestro de una escuela de sable.

Aunque no había tocado un arma en su vida, el campesino desafía al maestro más famoso de la región. El día fijado, delante de un público numeroso, los dos hombres se enfrentan.

El campesino, sin mostrarse nada impresionado por la reputación de su adversario, lo espera a pie firme, mientras que el maestro de sable, estaba un poco turbado por tal determinación. ¿Qué será este hombre?, piensa. Jamás ningún villano hubiera tenido el valor de desafiarme. ¿No será una trampa de mis enemigos?

El campesino, acuciado por el hambre, se adelanta resueltamente hacia su rival. El Maestro duda, desconcertado por la total ausencia de técnica de su adversario. Finalmente, retrocede movido por el miedo.

Antes incluso del primer asalto, el maestro siente que será vencido. Baja su sable y dice: Usted es el vencedor. Por primera vez en mi vida he sido abatido. Entre todas las escuelas de sable, la mía es la más renombrada. Es conocida con el nombre de " La que en un solo gesto lleva diez mil golpes".

¿Puedo preguntarle, respetuosamente, el nombre de su escuela?

La escuela del hambre,- responde el campesino.

PANTALONES MOJADOS



Un niño de nueve años está ubicado en su pupitre y, de repente, hay un charco a sus pies y la parte de adelante de sus pantalones está mojada. Piensa que su corazón se va a detener porque no puede imaginarse como esto pudo haber sucedido. Nunca antes le había pasado. Y sabe que cuando los niños se den cuenta no habrá final. Cuando las niñas se den cuenta, no volverán a hablarle mientras viva..

El niño piensa que su corazón se va a detener; agacha la cabeza y dice esta oración: 'Querido Dios, esta es una emergencia! Necesito ayuda ahora! Dentro de cinco minutos estoy muerto'.

Al levantar la cabeza después de su oración ve venir a la maestra con una mirada que dice que ha sido descubierto.

Mientras la profesora camina hacia él, una compañera de nombre Susie va cargando un pez dorado en un acuario lleno de agua. Susie se tropieza frente a la profesora e inexplicablemente derrama toda el agua en el regazo del muchacho.

El niño aparenta estar enojado, pero al mismo tiempo está diciendo dentro de sí: 'Gracias, Señor! Gracias, Señor!' Ahora, de repente, en lugar de ser ridiculizado, el niño es objeto de simpatía. La profesora lo lleva rápidamente abajo y le hace poner unos shorts de gimnasia mientras se secan sus pantalones. Todos los otros niños están arrodillados limpiando alrededor de su pupitre. La simpatía es maravillosa. Pero como así es la vida, el ridículo que le habría tocado enfrentar fue pasado sobre alguien más - Susie. Ella trata de ayudar, pero le dicen que se quite. Has hecho suficiente, 'torpe'!

Al final de la jornada, mientras están esperando el bus, el niño se dirige a Susie y, en un murmullo dice: 'Lo hiciste a propósito, verdad?' Susie le responde, también en un murmullo: 'Yo también me oriné en los pantalones una vez'.

Que Dios nos ayude a ver las oportunidades de hacer bien que siempre están alrededor de nosotros..

. Todos y cada uno de nosotros está pasando por momentos difíciles ahora mismo. Pero Dios está alistándose para bendecirte en una manera que sólo Él puede. Conserva la fe.

La telaraña en la puerta

Dicen que una vez un hombre era perseguido por varios malhechores que querían atracarlo. El hombre entró en una cueva. Los malhechores empezaron a buscarlo por las cuevas anteriores a la que él se encontraba.

Con tal desesperación elevó una plegaria al Creador: "Dios Todopoderoso, haz que tus ángeles bajen y tapen la entrada, para que no entren a matarme".

En ese momento escuchó a los hombres acercarse a la cueva en la que él se encontraba, y vio que apareció una arañita. La arañita empezó a tejer una telaraña en la entrada. El hombre volvió a elevar otra plegaria, esta vez más angustiado: "Señor te pedí ángeles, no una araña."

Y continuó: "Señor por favor, con tu mano poderosa coloca un muro fuerte en la entrada para que los hombres no puedan entrar a matarme".

Abrió los ojos esperando ver el muro tapando la entrada, y observó a la arañita tejiendo la telaraña.

Estaban ya los malhechores entrando en la cueva anterior y el hombre se quedó esperando su muerte. Cuando los malhechores estuvieron frente a la cueva, ya la arañita había tapado toda la entrada.

Entonces se escuchó esta conversación:

- Entremos en esta cueva.
No. No hace falta.
¡Mira, hay una telaraña! Es imposible que haya podido entrar en esta cueva sin romperla. Sigamos buscando en las otras.

Pedimos cosas que desde nuestra perspectiva humana son lo que necesitamos, pero Dios nos da aquellas pequeñas cosas que se pueden volver grandes.

A veces pedimos muros para estar seguros, pero Dios en cambio nos pide confianza en Él, para dejar que su poder se manifieste y haga que algo como una telaraña nos de la misma protección que una muralla.

Si has pedido un muro y no ves más que una telaraña, recuerda que Dios sabe lo que realmente necesitamos. Confía en Él y Él actuará.

jueves, 17 de septiembre de 2009

Cosas que deseo para ti


Esta es una lista de todo lo que deseo para ti :

Felicidad ..... Muy dentro de ti.

Serenidad ..... En cada amanecer.

Éxito ..... En cada faceta de tu vida.

Amigos..... Muy cercanos y pendientes de ti.

Amor ..... Que nunca termine.

Conocimiento..... De la gracia y el amor de Dios.

Recuerdos especiales..... De todo el ayer.

Un brillante hoy ..... Con mucho por lo cual agradecer.

Un camino .... Que te lleve a un hermoso mañana.

Sueños .... Por los que te esfuerces para hacer realidad.

Y gratitud ..... Por todas las maravillosas cosas a tu alrededor.


Jorge Luis Caballero Quezada.

Las cuatro velas


Cuatro velas se estaban consumiendo tranquilamente.

El ambiente estaba tan silencioso que se podía oir el diálogo entre ellas.

La primera dice:

¡Yo, soy la Paz! A pesar de mi luz, las personas no consiguen mantenerme encendida.

Y disminuyendo su llama, se apagó totalmente.

La segunda dice:

¡ Yo me llamo Fé! Infelizmente soy superflua para las personas. Porque ellas no quieren saber de Dios, por eso no tiene sentido continuar quemándome.

Al terminar sus palabras, un viento se abatió sobre ella, y ésta se apagó.

En voz baja y triste la tercera vela se manifestó:

¡Yo soy el Amor! No tengo más fuerzas que quemar. Las personas me dejan de lado porque solo consiguen manifestarme para ellas mismas; se olvidan hasta de aquellas que están a su alrededor.... Y también se apagó.

De repente entró una niña y vió las tres velas apagadas. Y dijo:

¿Qué es esto? ¡Ustedes deben estar encendidas y consumirse hasta el final!

Entonces, la cuarta vela, habló:

No tengas miedo niña, ¡en cuanto yo esté encendida, podemos encender las otras velas!

Entonces la niña tomó la vela de la ESPERANZA y encendió las que estaban apagadas.

Que la vela de la ESPERANZA nunca se apague dentro de nosotros.


Nayezi

martes, 15 de septiembre de 2009

Receta de la felicidad


INGREDIENTES:

1 Kilogramo de recuerdos infantiles.

2 Tazas de sonrisas.

2.5 Kilogramos de esperanza.

100 Gramos de ternura.

5 Latas de cariño.

40 Paquetes de alegría.

1 Pizca de locura.

8 Kilogramos de amor.

5 Kilogramos de paciencia.


MODO DE PREPARACIÓN:


1) Limpia los recuerdos, quitándoles las partes que estén echadas a perder o que no sirvan. Agrégale una a una las sonrisas, hasta formar una pasta suave y dulce.

2) Ahora, añade las esperanzas y permite que repose, hasta que doble su tamaño.

3) Lava con agua cada uno de los paquetes de alegría, pártelos en pequeños pedacitos y mezcla con todo el cariño que encuentres.

4) Aparte, incorpora la paciencia, la pizca de locura y la ternura cernida.

5) Divide en porciones iguales todo el amor y cúbrelos con la mezcla anterior.

6) Hornéalas durante toda tu vida en el horno de tu corazón.

7) Disfrútalas siempre con tu familia... con el sabor de lo nuestro.


Consejo: Puedes agregar a la mezcla anterior dos cucharadas de comprensión y 300 gramos de comunicación, para que esta receta te dure para siempre.

Raymundo García Salgado

Soy luz, amor y energía



Hace poco descubrí que realmente soy un ser de luz, amor y energía, así como lo son cada una de las personas que habitan en este mundo, y darme cuenta de ello me ha permitido cambiar mi percepción hacia la vida, hacia las personas, hacia mi trabajo, hacia mi familia, hacia las desgracias e incluso hacia mis enemigos.

Mi percepción ha cambiado; gracias a que me he dado cuenta de que en la vida predominan las cosas positivas, que de un error, de mis defectos, de los problemas puedo obtener y rescatar lo mejor de ellos.

Cuando pasamos por momentos de crisis, caemos en un profundo abismo, en un pozo sin salida del cual creemos nos será imposible salir.

Las crisis son un cambio en tu vida, que la naturaleza humana te pide y te ofrece, de una u otra manera.

La crisis, te lleva a encontrar la oportunidad de una nueva vida, de tomar nuevas elecciones y decisiones, de dejar un pasado que tal vez te lastima más.

Los seres humanos a través de la vida pasamos por incontables momentos de crisis, que nos originan un miedo terrible, una ansiedad tremenda y un dolor que creemos insuperable. En el momento de la crisis sentimos todo lo anterior, pero una vez que pasa el tiempo, que nuestra mente esta más en paz, las cosas se verán de diferente manera.

Cuando la crisis se presenta esta nos orilla a:

-Dejar un pasado.
-Abrirnos a nuevas perspectivas.
-Descubrir nuevas energías que tanto tú como yo, llevamos dentro.

Es realmente interesante darnos cuenta, como una vez que la crisis es aceptada y superada, sentimos ser personas con más fortaleza, seguridad y madurez pero sobre todo, con una nueva y gran carga de energía positiva.

La luz que llevas dentro y que puedes obtener de la gente valiosa a tu alrededor te ayudará a sentirte mejor, a dejar el oscuro túnel en el que te encuentras para no volver a mirar hacia atrás, para recorrerlo con la plena seguridad de que al final del camino está un mundo lleno de luz para ti.

Para entonces ya estamos convertidos en seres de luz y energía.

Nos falta un último paso para estar completos: el amor; palabra con mil y un significados.

El amor lo es todo.
El amor es armonía.
El amor es paz.
El amor es felicidad.
El amor es entrega.
El amor es alegría.
El amor es hacer el bien.

Por mencionar solo algunas frases.

Desde mi punto de vista, el amor, es el sentimiento que mueve en todos los aspectos a los seres humanos, para ser mejores personas cada día, a ser plenos, a dar lo mejor de sí mismos a los demás, a alcanzar logros y metas, a compartir tu experiencia y vida con el resto del mundo.

El amor, es el sentimiento con el que todos los seres humanos ya venimos integrados y solo le falta un pequeño empujón para sacarlo a flote.

Si contamos con: luz, amor y energía, estaremos preparados para afrontar la vida y las crisis, que esta nos tiene deparadas; para salir de ella mucho más seguras, con mayor experiencia, maduras, pero sobre todo con un gran aprendizaje que nos permitirá ir creciendo como seres humanos a través de nuestra historia personal.

Te invito a convertirte en un ser de luz, amor y energía, que contagie tu interior y a las demás personas en la lucha diaria por alcanzar la felicidad plena y la satisfacción de bienestar en todo tu ser.

Marisol

Estas aquí por algo


A veces la gente piensa que su presencia en este mundo es muy poco trascendente y que nada cambiaría si no existieran:

Había una vez un joven que estaba seguro que si la vida no era importante en este mundo, al haber cometido mil errores y cosas horribles, pensaba que si dejara de existir el mundo no cambiaría.

Un día recibió la llamada de su único amigo en ese momento, un pequeño niño.

Su amigo lo invitaba a cenar advirtiéndole que llegara pronto por favor. Aquel joven dijo que si, muy agradecido y alegre.

Llegando a la cena, el joven sintió un pequeño aire tenso. Al sentarse todos a la mesa ninguno hizo un comentario. La cena fue muy callada.

Casi al terminar aquella cena, el joven decido hacer un pequeño comentario que sin saberlo en ese momento cambiaría la vida de todos.

"HOY ME PUSE A PENSAR QUE EL AMOR MUEVE AL MUNDO".

Ninguno expresó algún comentario.

Años después se encontraron los dos amigos. Al verse después de tantos años, los dos decidieron dejar los compromisos de ese día, tomar un café y charlar.

Después de hablar de mil cosas -aquel joven que había pedido hace años a su amigo que fuera a su casa a cenar- le dijo estas palabras:

"GRACIAS POR ESTAR AQUI".

El hombre se quedó atónito y decidió preguntar porque.

Aquel joven le dijo, "te acuerdas de ese día hace años que te invite a mi casa a cenar", el hombre respondió con un gesto que si.

El joven le dijo estas palabras y cambió la vida de su amigo: "ese día mis padres habían tenido una fuerte discusión, se gritaron mil cosas muy hirientes y al final de la discusión ambos comentaron que se iban a separar, que era la única solución. Yo te llamé para encontrar apoyo y al verte entrar supe que tenía un verdadero amigo en mi vida, pero no me imaginé lo que dirías casi al final de la cena: ‘EL AMOR MUEVE AL MUNDO’ esas palabras penetraron en mis padres de una manera muy profunda, tu no lo supiste, pero eso permitió que mis padres se reconciliaran. Pensaba que mi familia se iba a partir, pero tus palabras fueron vida de nuevo para seguir luchando.”

El hombre con los ojos llenos de lagrimas respondió: "Es que Dios me puso en tu camino y ese mismo Dios te puso a ti en mi camino para hacer algo importante para ser amigos".

Si has cometido algún acto muy malo o crees que por cosas que has hecho en tu vida no tienes sentido tu existencia o tu vida, que tu no cambias nada en el mundo, estas equivocado.

Dios ha creado a todos por algo. Todos somos triunfadores, pero hay quienes lo quieren ser y quienes luchan por serlo, tal vez has hecho reir a alguien un día, o consolaste a una persona herida o estabas ahí para alguien.

Por pequeños detalles, ya has cambiado al mundo.

Dios te quiere y jamás dejaría que uno de sus hijos fuera creado para sufrir únicamente, tu estas aquí por amor, porque estas para hacer algo importante en el mundo.

Así que piensa esto: tu eres grande, solo hay que luchar por serlo, por algo, Dios te creó y por algo él ya te ha perdonado.

Abinadad Conde Casas

El violinista


Esta historia es sobre un hombre que reflejaba en su forma de vestir la
derrota, y en su forma de actuar la mediocridad total.

Ocurrió en París, en una calle céntrica aunque secundaria. Este hombre, sucio, maloliente, tocaba un viejo violín.

Frente a él y sobre el suelo estaba su boina, con la esperanza de que los transeúntes se apiadaran de su condición y le arrojaran algunas monedas para llevar a casa.

El pobre hombre trataba de sacar una melodía, pero era del todo imposible identificarla debido a lo desafinado del instrumento, y a la forma displicente y aburrida con que tocaba ese violín.

Un famoso concertista, que junto con su esposa y unos amigos salía de un teatro cercano, pasó frente al mendigo musical.

Todos arrugaron la cara al oír aquellos sonidos tan discordantes. Y no pudieron menos que reír de buena gana.

La esposa le pidió, al concertista, que tocara algo. El hombre echó una mirada a las pocas monedas en el interior de la boina del mendigo, y decidió hacer algo.

Le solicitó el violín. Y el mendigo musical se lo prestó con cierto recelo.

Lo primero que hizo el concertista fue afinar sus cuerdas.

Y entonces, vigorosamente y con gran maestría arrancó una melodía fascinante del viejo instrumento. Los amigos comenzaron a aplaudir y los transeúntes comenzaron a arremolinarse para ver el improvisado espectáculo.

Al escuchar la música, la gente de la cercana calle principal acudió también y pronto había una pequeña multitud escuchando arrobada el extraño concierto.

La boina se llenó no solamente de monedas, sino de muchos billetes de todas las denominaciones. Mientras el maestro sacaba una melodía tras otra, con tanta alegría.

El mendigo musical estaba aún más feliz de ver lo que ocurría y no cesaba de dar saltos de contento y repetir orgulloso a todos: "¡¡Ese es mi violín!! ¡¡Ese es mi violín!!". Lo cual, por supuesto, era rigurosamente cierto.

La vida nos da a todos "un violín". Son nuestros conocimientos, nuestras
habilidades y nuestras actitudes. Y tenemos libertad absoluta de tocar "ese violín" como nos plazca.

Se nos ha dicho que Dios nos concede libre albedrío, es decir, la facultad de decidir lo que haremos de nuestra vida. Y esto, claro, es tanto un maravilloso derecho, como una formidable responsabilidad.

Algunos, por pereza, ni siquiera afinan ese violín. No perciben que en el mundo actual hay que prepararse, aprender, desarrollar habilidades y mejorar constantemente actitudes si hemos de ejecutar un buen concierto.

Pretenden una boina llena de dinero, y lo que entregan es una discordante melodía que no gusta a nadie.

Esa es la gente que hace su trabajo de la forma: "hay se va...", Que piensa en términos de "me vale...", y que cree que la humanidad tiene la obligación de retribuirle su pésima ejecución, cubriendo sus necesidades.

Es la gente que piensa solamente en sus derechos, pero no siente ninguna obligación de ganárselos.

La verdad, por dura que pueda parecernos, es otra.

Tú y yo, y cualquier otra persona, tenemos que aprender tarde o temprano, que los mejores lugares son para aquellos que no solamente afinan bien ese violín, sino que aprenden con el tiempo también a tocarlo con maestría.

Por eso debemos de estar dispuestos a hacer bien nuestro trabajo diario, sea cual sea. Y aspirar siempre a prepararnos para ser capaces de realizar otras cosas que nos gustarían. La historia está llena de ejemplos de gente que aún con dificultades iniciales llegó a ser un concertista con ese violín que es la vida. Y también, por
desgracia, registra los casos de muchos otros, que teniendo grandes
oportunidades, decidieron con ese violín, ser mendigos musicales.

La verdad es que Dios nos concedió "libre albedrío". Tú puedes hacer algo grande de tu vida, o hacer de ella una porquería. Esa es su decisión personal.

LO NEGATIVO: Negarnos a afinar bien nuestro violín de la vida. Y quejarnos de que la gente no disfrute la melodía que sacamos de él.

LO POSITIVO: Comprender que, nos guste o no, solamente rosperaremos si afinamos bien ese violín, y aprendemos a sacar de él las mejores melodías.

Autor desconocido

La sinceridad


La sinceridad no es algo que debemos esperar de los demás, es un valor que debemos vivir para tener amigos, para ser dignos de confianza…

Para ser sinceros debemos procurar decir siempre la verdad, esto parece muy sencillo, pero muchas veces cuesta más de lo que se cree. Se utilizan las ‘’mentiras piadosas’’ para ocultar cualquier cosa que para nosotros es una tontería, pero que en realidad a la persona que mientes haces daño, y esta pequeña mentira que en un principio nos es nada se va haciendo más y más grande hasta que la verdad se acaba sabiendo y sorprendiendo a quien mientes.

La sinceridad no sólo se ve en las palabras, sino que también se demuestra por medio de nuestras actitudes.

Cuando se aparenta lo que no somos (en la edad, trabajo, amistad…) se tiende a aparentar lo que no se es (más joven, inteligente, educados…) Si se descubre la gran mentira que nos han hecho creer se nos viene a la memoria el refrán: ‘’Dime de que presumes… y te diré de que careces’’ y entonces se produce una gran desilusión ya que se pierden las esperanzas de lo que la persona no es en realidad.

También indicar que ‘’decir’’ siempre la verdad con palabras es una parte de la sinceridad, pero también hay que ‘’actuar’’ acorde con la verdad.

Para ser sincero se necesita tener mucho ‘’tacto’’ y esto significa que cuando debemos decirle a una persona la verdad de lo que pensamos y esta verdad la incomoda debemos utilizar las palabras, las expresiones correctas ya que el primer propósito es ‘’ayudar’’ a esa persona, y esto es necesario para que la persona escuché y vea que lo que se la dice va con buenas intenciones y sin ánimo de ofenderla.

La sinceridad también requiere valor ya que a la hora de decir la verdad a un amigo o a una amiga por ejemplo, el no decir la verdad no se puede justificar con no decirlo con el perder una buena amistad o por el concepto que se tiene de la persona.

La persona sincera siempre dice la verdad, en todo momento, aunque le cueste, sin temor al qué dirán. Ya que vernos sorprendidos mientras mentimos es más vergonzoso aún.

Al ser sinceros aseguramos nuestras amistades, somos más honestos con los demás y a la vez con nosotros mismos, convirtiéndonos en personas dignas de confianza por la autenticidad que hay en nuestra forma de comportarnos y nuestras palabras.

A medida que nos vamos haciendo más mayores, la sinceridad debe ir en aumento y debe convertirse en un elemento básico para vivir nuestra vida con auténtica plenitud y sinceridad.

María

El ladrillo


Un joven y exitoso ejecutivo paseaba a toda velocidad en su auto Jaguar último modelo, con precaución de no toparse con un chico cruzando la calle sin mirar, y al bajar la velocidad; sintió un estruendoso golpe en la puerta, y al bajarse vio que un ladrillo le había estropeado la pintura, carrocería y vidrio de la puerta de su lujoso auto.

Trancó los frenos, dio un brusco giro de 180 grados; y regresó a toda velocidad a donde vio salir el ladrillo que acababa de desgraciar lo hermoso que lucía su exótico auto.

Salió del auto de un brinco y agarró por los brazos a un chiquillo, y empujándolo hacia un auto estacionado; le gritó a toda voz: ¿Qué rayos fue eso?

¿Quién eres tu? ¿Qué crees que haces con mi auto? Y enfurecido casi botando humo, continuó gritándole al chiquillo: ¡Es un auto nuevo, y ese ladrillo que lanzaste va a costarte caro! ¿Por qué hiciste eso?

"Por favor, Señor, por favor. Lo siento mucho! no sé que hacer", suplicó el chiquillo. "Le lancé el ladrillo porque nadie se detenía”. Lágrimas bajaban por sus mejillas hasta el suelo, mientras señalaba hacia alrededor del auto estacionado.

"Es mi hermano", le dijo. “Se descarriló su sillón de ruedas y se cayó al suelo y no puedo levantarlo". Sollozando, el chiquillo le preguntó al ejecutivo: "Puede usted, por favor; ayudarme a sentarlo en su silla? Está golpeado, y pesa mucho para mí solito". Soy pequeño.

Visiblemente impactado por las palabras del chiquillo, el ejecutivo tragó grueso el taco que se le formó en su garganta.

Indescriptiblemente emocionado por lo que acababa de pasarle, levantó al joven del suelo y lo sentó en su silla nuevamente sacando su pañuelo de seda para limpiar un poco las cortaduras y el sucio de sobre las heridas del hermano de aquel chiquillo especial.

Luego de verificar que se encontraba bien, miró; y el chiquillo le dio las gracias con una sonrisa que no tiene posibilidad de describir nadie... "DIOS lo bendiga, señor...y muchas gracias" le dijo.

El hombre vio como se alejaba el chiquillo empujando trabajosamente la pesada silla de ruedas de su hermano, hasta llegar a su humilde casita.

El ejecutivo no ha reparado aún la puerta del auto, manteniendo la hendidura que le hizo el ladrillazo; para recordarle el no ir por la vida tan de prisa que alguien tenga que lanzarle un ladrillo para que preste atención.

DIOS nos susurra en el alma y en el corazón. Hay veces que tiene que lanzarnos un ladrillo a ver si le prestamos atención.

Escoge: Escucha el susurro... o el ladrillazo.

Autor desconocido

Valores


¿Valores?, ¿Qué son los valores?...

Podrían ser cualidades, costumbres, mitos, pero lo que sí, es que cada quién como individuo elige los valores que quiere mostrar ante una sociedad que juzga; porque no mencionarlo, la falta de valores, pero; ¡Quién decide que es los que esta bien o está mal! pero ¿es alguien tan perfecto como para poder juzgar a los demás por sus actos y falta de valores, sin caer en los mismos errores?, creo que la respuesta a estas preguntas es que cada quien cree lo que quiere en la vida y para eso hay opciones.

Hay quienes se basan en los valores humanos, que sólo perseveran buscando la estabilidad y el reconocimiento ante una sociedad que no perdona y sólo tiene memoria para recalcarte tus errores sin ver tus aciertos, que no respeta tu libre albedrío , que sólo enjuicia, dice y trata de lo que esta bien o está mal, sin tomar en cuenta causas y efectos, los valores humanos fallan porque no hay nadie perfecto, ni esa persona en la que tanto confías porque como todo ser humano en algún momento deja todo por nada, falla y comete errores, por lo cual poco a poco va hacia la decadencia, al creer que no hay quien merezca tu ilusa perfección, pero los seres humanos también culpan al otro de sus errores, de su desequilibrio, siendo que el equilibrio es uno mismo; pero no, la sociedad solo juzga y pide cuentas.

Pero también hay quien cree en el valor espiritual, en el que hay un ser supremo que te guía y sabe que existe un destino, en el que hay miedos, pero en el que hay que recorrer los caminos solo con fe, en el que nuestro ser supremo olvida y perdona y respeta nuestro libre albedrío, que entiende nuestras necesidades de ser escuchados y de afecto, el que no modifica sus valores porque todos llevan a una meta. Ese ser supremo en el que se cree pregunta el ¿por qué?, no tiene juicios, tiene preguntas.

Así cada persona tiene los valores que demuestran realmente en sociedad y no de los que algunos se mofan pero en realidad carecen…

Rocío Valle

Conquista tus sueños. Todo lo que necesitas es una idea


Cayeron unas gotas de lluvia en lo alto de una montaña. El río quedaba cuesta abajo.

Las gotas deseaban llegar a él. Pero no había ningún camino. Iniciaron su recorrido y a lo largo de este, encontraron los caminos hasta llegar al río.

Tus sueños, no son diferentes a una gota de lluvia en la montaña. Para nadie nos es desconocido que la lluvia encuentra caminos en la montaña para llegar a tierra.

Aunque no existan caminos asfaltados.

Esta reflexión llegó a mi mente, cuando visitaba una exposición de fotografías de dos siglos de vida en México.

Observé con curiosidad la foto de unos semáforos humanos. Ahora conocemos los automáticos con las luces roja, amarilla y verde.

Pero antes, eran parecidos a los señalamientos de las calles. En un tubo, se hallaban en lo alto tres señalamientos: alto, cambio, siga.

Había una persona que manualmente los cambiaba.

¿Y de donde nacen estos semáforos?

Porque surgió el coche. Y se hizo necesario encontrar una forma de controlar el tráfico.

Después, la gran cantidad de calles creadas abrió la oportunidad a los comerciantes de vender sus productos.

En cualquier ciudad, podemos ver el día de hoy calles asfaltadas, coches circulando, semáforos automáticos y comercios distribuidos a lo largo de las calles.

Pero todo lo originó la creación del auto. Y este desencadenó la creatividad. El coche originó el problema de cómo circular cómodamente. Y se crearon las calles. El aumento de circulación originó la pregunta ¿Cómo controlo el tráfico? Y surgieron los semáforos manuales ¿Cómo puedo tomar ventaja de las calles y gente moviéndose en sus coches? Y los comerciantes entraron en acción. Y el ciclo de mejora es de nunca acabar.

Lo que quiero explicarte: todo comenzó con una idea. Y esa idea en acción, generó desafíos no contemplados por sus creadores. Y la respuesta creativa a estos retos, originó obras que beneficiaron a todos.

Hay personas que cuando sueñan, se detienen al concentrarse en las imposibilidades de sus sueños. Y nunca inician.

Recuerda como nacieron los primeros coches o los semáforos rudimentarios. Estas ideas fueron mejorándose en el camino. Pero tuvieron un inicio.

El empresario John Johnson recomienda a los jóvenes soñar con cosas pequeñas. Ya que cuando estas se realizan, dan confianza para el siguiente paso. También menciona que los negocios pequeños a la larga se convierten en grandes.

Por eso, todo lo que necesitas, es comenzar de alguna forma. Así, como la gota de lluvia encontró su camino y el auto abrió brecha para más ideas, hallarás la manera de alcanzar tus sueños. Los desafíos que encuentres son oportunidades disfrazadas que te permitirán lograr mayores éxitos.

Así que… ¡adelante! Todo lo que necesitas es comenzar.

Edgar Martínez

El poder de la mente


Uno de los descubrimientos más sorprendentes de los últimos tiempos, es que una persona puede cambiar su vida, cambiando sus pensamientos.

Y esto tiene que ver con el poder de tu mente.

Todos nacemos con nuestro hardware, es decir, nuestro cuerpo, y con nuestro software. Es decir, nuestros pensamientos.

De pequeños, nuestros padres y el medio ambiente influyen en nuestros pensamientos y como vemos la vida.

Pero cuando tomamos conciencia de las cosas y no nos gusta nuestra vida, podemos cambiarla. Cambiando nuestros pensamientos.

Somos como una laptop con password integrado, pero que no habíamos hecho uso de él. Nuestra conciencia es el password. Con ella, entramos a nuestra mente y la alimentamos con los pensamientos (software) que queremos.

Hay personas que nunca hacen uso de su password y se quedan con el software que los adultos les instalaron en su niñez y adolescencia. Ahora lo sabes.

La mente es mágica y sus poderes van más allá de lo que podemos concebir, aún con todos los adelantos que tenemos el día de hoy.

En cierta ocasión tomé un curso de entrenamiento de la mente. Uno de los ejercicios, consistía, en escribir en una tarjeta el nombre de una persona conocida, de la que conociéramos sus enfermedades y escribirlas en la tarjeta.

Era un ejercicio en pareja, en el que mi compañero hacía lo mismo ¿El objetivo? Adivinar lo que el otro había escrito en la tarjeta, con solo mencionar el nombre del enfermo. Tenía que adivinar sus dolencias.

Las señales de las enfermedades, aparecerían en forma de imágenes en la mente. Había que ser intuitivo e ir describiendo a tu compañero lo que veías. Y el te diría si acertabas o no.

Me tocó primero. Después de concentrarme, y que mi compañero me dijo el nombre de la persona, su edad y descripción física para imaginarla, comencé a ver en mi mente a la persona enferma, con una enorme bota blanca iluminada en su pie derecho “Es cierto – me dijo mi compañero- ella tiene enyesado su pie derecho”.

Me quedé en shock. Seguí con el ejercicio, y a continuación vi su brazo y parte de su pecho con puntos rojos “Es cierto -me respondió- ella tiene cáncer y en esas partes es donde está enferma”.

No salía de mi asombro. Sobra decir que mi compañero también adivinó lo que yo había escrito en mi tarjeta. Todos los asistentes al curso tuvieron experiencias parecidas.

Voy a alejarme un poco de lo misterioso y aterrizarlo en algo más de la vida diaria.

Una amiga vivió en unión libre con un chico por 6 meses. Se separaron. A los 3 meses, le avisaron que su ex pareja tenía SIDA. El se inyectaba drogas y al parecer se infectó por una de las agujas que usó. Por su trabajo, en un accidente recibió quemaduras que aceleraron el desarrollo del SIDA. Murió en 6 meses.

Ella cuando se enteró estaba consternada. Significaba que ella también tenía la enfermedad. “¡Yo no tengo nada! ¡Yo estoy bien!” Me platicó que ella pensó en esos momentos.

Se realizó los dos exámenes necesarios para confirmar si estaba contagiada o no. Salió negativo, es decir, no tenía nada.

Preguntándole a un doctor si esto era posible, me comentó “Hay personas que son inmunes al SIDA, no sabemos todavía por qué. Pero sí es posible que una persona que tenga relaciones con alguien infectado NO LE PASE NADA”.

Aunque la ciencia no sabe porque hay personas inmunes a esta enfermedad, yo estoy SEGURO que la determinación y deseo por vivir de mi amiga, fue el factor que la salvó. Es una persona sin muchos estudios, pero con una garra y pasión por la vida, que nunca dejan de asombrarme. Las pequeñas cosas las disfruta al máximo.

Es una mujer excepcional, aparte de bella. El poder de su mente la salvó.

Cuando aquel sabio dijo “Ten fe y nada te será imposible” es probable que te haya sonado bonito. Pero irreal. No lo es. Mis palabras serían huecas, si yo mismo no hubiera descubierto el poder de la mente y utilizado para lograr muchas cosas que me he propuesto.

Es asombroso, pero si funciona.

La mente es muy compleja, pero así como no sabes como funciona un celular y solo necesitas saber que botones oprimir para hacer llamadas, no importa que no sepas como funciona la mente.

Basta que sepas como oprimir los botones para hacer funcionar ese poder para ti. Te comparto unos sencillos pasos para que enciendas tu laptop mental, utilices tu password y comiencen a suceder maravillas en tu vida. Confía en mi:

1) Supongamos que tienes una enfermedad y quieres superarla. Siéntate en un lugar cómodo, tranquilo, en el que nadie te interrumpa.

2) Toma 3 respiraciones profundas. Siente como la energía del amor te llena toda.

3) Cierra tus ojos e imagínate TOTALMENTE SANA. Imagínate cuando estabas bien como te sentías. Vete con mucha claridad.

4) Identifica como te SIENTES. Imagínate haciendo las cosas que siempre hacías cuando estabas sana. Comienza a sentir como te invade una sensación de plenitud y tranquilidad interior.

5) Imagínate a tus seres queridos ¿Qué te dicen porque ya estás bien? Imagínalos que te felicitan y te abrazan. Reconoce como te sientes.

6) Siente la temperatura del lugar en tu cuerpo ¿Qué aromas hay?

7) Y para finalizar, repite mentalmente estas palabras “cada día que pasa, y en toda forma, me siento MEJOR, MEJOR Y MEJOR. Los pensamientos positivos, me traen beneficios, que yo deseo”. Y 3 respiraciones profundas, antes de abrir los ojos.

Cuando camines por la calle, en vez de pensar en otras cosas, piensa en eso que deseas.

Practica este ejercicio diario. Que te tome un mínimo de 3 minutos y un máximo de 20.

Tanto si quieres una casa, conseguir trabajo o ser feliz con tu pareja, sigue estos pasos. Ten fe en ellos. La perseverancia es la clave. No le digas a otras personas que estás haciendo esto. Te dirán “loco” y te desanimarán. Continúa practicando y descubre que lo que deseas se materializará. Puede llevar tiempo, pero sucederá. Ten paciencia.

No importa como es tu vida el día de hoy. Si no es la que quieres vivir, puedes transformarla ocupando el poder de tu mente. Ya tienes los pasos. Aplícalos.

Edgar Martínez